•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • Agencias

El ex guerrillero sandinista Edén Pastora, encargado del dragado que lleva a cabo Nicaragua en el río San Juan, aseguró hoy que sigue en la frontera entre su país y Costa Rica y declaró que "no lo intimida" la orden de detención que en su contra giró la fiscalía costarricense. "Esto es un invento de los costarricenses y pueden girar diez órdenes de capturas", retó el antiguo guerrillero sandinista, más conocido como "Comandante Cero", a quien el presidente del país, Daniel Ortega, encargó dirigir el dragado en el fronterizo río San Juan.

En declaraciones telefónicas al canal 15 de la televisión local, Pastora aseguró que no se ha retirado de la frontera, como alegan las autoridades de Costa Rica, que aseguran que el ex guerrillero se retiró del sitio ante la llegada de la policía costarricense que pretendía detenerlo por orden de la Fiscalía.

"Medios costarricenses me solicitaron una entrevista en el delta (en la frontera), entonces se las iba a dar al lado de Nicaragua, pero los cuerpos de inteligencia de Costa Rica cometieron la estupidez de creer de que iba a entrar a Costa Rica", señaló Pastora, quien comentó ofrecer esa entrevista desde la zona de limpieza del río San Juan, cerca de la desembocadura, en el Caribe.

Lo acusan de supuesto daño ambiental
Las autoridades costarricenses ordenaron ayer la detención del llamado "Comandante Cero", con el fin de indagarlo por el supuesto daño ambiental provocado por el dragado que dirige en el fronterizo río San Juan, y que ha generado un litigio entre ambos países.

El ex guerrillero reveló que Ortega, ante esa orden de detención, le pidió que "tuviera cuidado". "El presidente (Ortega) me dijo que tuviera cuidado y que el pueblo de Nicaragua estaba alarmado y que no se complicara la cosa, que no me acercara mucho y tuviera mucho cuidado", agregó Pastora, que negó que se esté cometiendo daño ambiental en la zona.

Pastora es imputado en Costa Rica por dos delitos, uno de infracción a la Ley Forestal y por usurpación a bienes de dominio público, y según confirmó hoy la Fiscalía a Efe debería ser detenido para una indagatoria en caso de que ingrese al país.

Fiscalía critica orden de captura
Por su parte, el fiscal general de Nicaragua, Julio Centeno, criticó hoy la orden de arresto dictada por Costa Rica contra el ex guerrillero. Las faenas en el río San Juan "son en territorio nacional (...), de ser cierto que existe esa iniciativa (de arresto) yo creo que no tiene ningún fundamento" jurídico, declaró Centeno al Canal 12 de televisión de Managua.

Centeno manifestó que la orden de arresto de Costa Rica, "en caso sea cierta", no tiene "ningún efecto jurídico en Nicaragua" y ante un eventual pedido costarricense el caso será archivado.

Costa Rica y Nicaragua están enfrentados desde el 21 de octubre, cuando San José denunció que Managua vertía en territorio costarricense los sedimentos del dragado que realiza en el río San Juan, asunto que el Gobierno de Ortega niega.

Las autoridades costarricenses han denunciado, además, que soldados nicaragüenses invadieron un sector en el Caribe que San José considera como suyo, pero Managua argumenta que la presencia militar es en su territorio y para combatir el narcotráfico. Ortega rechazó el pasado sábado una resolución del Consejo Permanente de la OEA, que pidió el repliegue de todas las fuerzas de seguridad de la zona de conflicto, y sostuvo que más bien su país estaba estudiando retirarse del organismo continental.