•   CHINANDEGA  |
  •  |
  •  |
  • END

Erwing Bernardo Chávez Guido, de 22 años, originario del barrio La Florida, de esta ciudad, quien supuestamente había sido secuestrado por “Los Zetas”, a inicios de septiembre del corriente año, apareció junto a su cónyuge, la mexicana Lizbeth Guisela Flores Castillo, conocida como “Liz”, de 18 años, originaria del estado de San Luis Potosí, México.

La pareja se refugió a comienzos de la presente semana en la vivienda de José María Chávez, padre de Erwing Bernardo. El joven tiene orden de captura por tentativa de homicidio ocurrida contra Irving Oscarlem Rodríguez Juárez y Eddy Samir González Cortez, el 20 de mayo en la ciudad de Chinandega.

El comisionado mayor Lee Edwin López, segundo jefe departamental de la Policía de Chinandega, informó que el caso cobró notoriedad cuando la madrastra de Chávez Guido, denunció que éste había sido secuestrado por miembros de “Los Zetas”, cuando se enrumbaba hacia los Estados Unidos.

José María Chávez aseguró en los primeros días de septiembre que un miembro del grupo criminal le solicitó 10 mil dólares por la liberación de su hijo, y al exponerle sus condiciones de pobreza, la suma bajó a 4 mil dólares, los cuales no pudo conseguir.

“La última vez que hablé con el hombre, me dijo que entregara los 10 mil dólares, de lo contrario no respondían. Colgó el teléfono y expresó un adiós, lo que causó mucha tristeza”, expresó en esa oportunidad el progenitor.

La madrastra del muchacho siempre tuvo esperanzas que su hijastro volvería debido a sus pedimentos a Dios.

Hay inconsistencias

El comisionado mayor López manifestó que hay dudas acerca de la veracidad del presunto secuestro y de las llamadas telefónicas, “por lo que hay una serie de elementos que son cotejados con una investigación exhaustiva. Hay una llamada hecha por “Liz”, quien comunicó a familiares que Chávez Guido había fallecido.

“A juzgar por la forma como ocurrieron los hechos, hay una serie de inconsistencias que se deben aclarar para determinar si hubo secuestro, lo que mantuvo en zozobra a sus familiares”, indicó el oficial.

En cuanto a la mexicana, afirmó que investigarán con Migración y Extranjería la situación de ella, e indagarán algún tipo de antecedentes penales, por lo que informarán a la Policía Internacional, Interpol, mediante los mecanismos establecidos.

Relato confuso

Erving Bernardo Chávez Guido manifestó que permaneció durante 20 días en manos de su captores, a los cuales no pudo identificar con exactitud, “aunque Los Zetas, son los únicos que secuestran a la gente”.

Agregó que se dirigía a los Estados Unidos, cuando fue bajado de un tren por un grupo de secuestradores, quienes lo llevaron a un cuarto donde permitieron una llamada con su padre.

“Tomaron el número de celular de mi padre del pasaporte, pero no sé si hablaron con él exigiendo dinero. Escapé junto a otras tres personas y me vine al raid a mi casa”, indicó.

Mientras tanto, Lizbeth Guisela Flores Castillo dijo que conoció al joven en el estado de San Luis Potosí, no conoce detalles del secuestro, aunque admitió que tuvo contactos telefónicos con familiares de su cónyuge.