Ingrid Duarte
  •   GRANADA  |
  •  |
  •  |
  • END

Enfrentados se encuentran varios dirigentes del transporte selectivo en la ciudad de Granada, a causa de 120 nuevas concesiones de placas para taxis que aprobó el Concejo, presidido por el alcalde Eulogio Mejía Marenco.

La batalla, que empezó a finales de marzo entre quienes están de acuerdo y quienes no aprueban la decisión de las autoridades, llegó a la Contraloría General de la República, CGR, y a la Corte y Suprema de Justicia, CSJ.

Ante ambas entidades quedó expuesta la decisión de siete miembros liberales, incluyendo al edil, que el 26 de marzo aprobaron la venta de 60 concesiones para 2010, 30 para 2011 y otras 30 para 2012, lo cual causó molestias entre dirigentes de varias cooperativas de taxis, que introdujeron una denuncia en la CGR contra los funcionarios de la alcaldía, por supuestas irregularidades e ilegalidades.

“El día de la aprobación el quórum inicial fue de diez miembros, pero al retirarse tres concejales sandinistas, el quórum quedó reducido a siete, lo cual les permitía continuar sesionando, pero les impedía aprobar la venta de placas para taxi. Para eso se requiere ocho votos como mínimo”, señaló Leonel Treminio.

Dicha denuncia fue presentada a inicios de noviembre por Rigoberto González Cruz, en representación de la cooperativa “La Gran Sultana”.