•  |
  •  |
  • END

A pesar de que el pasado miércoles se aprobaran los primeros 41 artículos de la ley que pretende garantizar la protección y bienestar de animales domésticos y silvestres, los comerciantes ambulantes y de algunos establecimientos de venta de mascotas, dijeron que la entrada en vigencia de dicha regulación debe ser para todos por igual.

Daniel Zeledón, médico veterinario y encargado de Shop Pets, en Metrocentro, expresó que esta ordenanza beneficiaría a las tiendas que operan de manera legal, ya que ellos cumplen con todos los requerimientos que establece el Ministerio Agropecuario y Forestal, Magfor.

“La ley va a beneficiar a las tiendas legales y los ilegales tienen que buscar como apegarse a las normativas. Así va a haber mayor protección y seguridad, tanto para el vendedor, como para el que va a comprar un animal. Además, deben saber si la especie está permitida y si puede ser una mascota”, detalló.

Si se les deja libre pueden morir

Según Zeledón, los animales que ellos venden llegan de criaderos, como perros y peces que para él no tienen un impacto negativo sobre el medioambiente.

Explicó que los peces son criados en pilas, y tienen que ser cuidados bajo cautiverio, porque si se les deja libre se mueren, es decir, que dependen del cuido del ser humano.

Por su parte, algunos vendedores de perros que se encuentran en los diferentes semáforos de la capital, dicen que así como se les quiere regular a ellos, deberían también controlar a los proveedores y que vean las malas condiciones en que tienen a los animales.

“Nosotros compramos perros llenos de garrapatas, con enfermedades en la sangre que se le llama hematozoario. Nos los venden bien y a los días les brota la enfermedad, uno tiene que cuidarlos, cosa que ellos no hacen”, dijo Wilfredo Silva, vendedor de perros.

Comunidad indígena insta a protegerlos

Fidel Bervis Roque, presidente de la Comunidad Indígena de Sutiaba, (CIS), en León, instó a instituciones del Estado y organizaciones de la Sociedad Civil a poner en práctica las normativas a favor de los animales.

Según el líder indígena, por más de 20 años el parque y zoológico “Arlen Siu” en el suroeste de la ciudad, ha permanecido abandonado por las autoridades locales. Actualmente se aprecian alrededor de 40 animales silvestres, (venados, tortugas, conejos, cocodrilos y monos), que conforme pasan los años, la cantidad en exhibición ha desaparecido por falta de alimento y atención medica.

Defienden tradiciones

Los aficionados a los torneos de gallos y de toros en Ocotal, Nueva Segovia, afirmaron estar de acuerdo en que exista una ley de protección a la vida de los animales silvestres y domésticos, pero no de manera “exagerada”, porque vendría en contra de las costumbres y tradiciones de los pueblos.

Diego Gómez, presidente de la Comunidad Indígena de Mozonte, explicó que aprueban la realización de una antigua tradición realizada durante las fiestas patronales a “San Pedro y San Pablo”, del 29 de junio, que consiste en el “baile del gallo”.

“Entierran el animal vivo con la cabeza de fuera y quienes bailan deben acertar con un machete para cortarle la cabeza, y ese gana el premio”, describió.

En Masaya, aunque muchos consideran como positiva la ley, también se manifestaron en cuanto a que las tradiciones no se deben tocar, e hicieron referencia a las fiestas de San Lázaro, donde visten a los canes con trajes exóticos como pago de una promesa y los juegos de gallos.

Galleros satisfechos

El criador  de gallos Jorge Ulises González Hernández, argumentó que “menos mal que las jugadas de gallos, aunque fueron restringidas, no las prohibieron, porque sería el peor error que hubieran cometido los diputados de la Asamblea Nacional”.

Por su parte, el gallero Marvin Esquivel aseguró que en Chinandega hay siete galleras donde los propietarios proporcionan alimentación y medicinas a gallos de diferentes razas y que las jugadas son una tradición, “eso no se puede arrancar de un tajo”.

Añadió que al prohibir las jugadas de gallos durante la noche, los galleros las harán clandestinas en el campo, y según él, no dejarán que la Policía quite los animales.

Matan perros para los circos

Por su parte, el ex alcalde de Matagalpa, Gonzalo Navarro Alonso, señaló que no se puede terminar de un plumazo la tradición de un pueblo, quienes por costumbres tienen que montar toros en las fiestas patronales, las carreras de patos, el pato enterrado, entre otras actividades que las utilizan para alegría de la gente.

En Matagalpa los pobladores aseguran que siempre se ha vivido un fenómeno cuando aparecen circos con Leones y Tigres. Por las noches, grupos de chavalos y bebedores consuetudinarios, salen a matar a pedradas a los perros que encuentran en las calles y en las aceras de las casas, para irlos a vender para comida de los animales del circo.

Hípicos no maltratan equinos

Álvaro García, presidente de la Asociación de Hípicos de Chinandega, dijo que practican la doma clásica para no maltratar a los caballos, que muestran sus destrezas durante los desfiles en las fiestas patronales del país.

“Los caballos son bien alimentados y tienen constante chequeo de los veterinarios. Los corceles sienten mucho cariño por sus amos y personal que los entrena, porque reciben buen trato”, afirmó.

Sugirió la creación de la sociedad protectora de animales debido a que muchas personas maltratan a diversas especies, como varios propietarios de caballos, que los utilizan para acarrear materiales de construcción, descuidan la alimentación y los castigan.


Con colaboración de: Mercedes Sequeira, Máximo Rugama, José Luis González, Leoncio Vanegas, Francisco Mendoza, Mercede Vanegas y Roger Olivas.