•  |
  •  |
  • END

El doctor Sergio Morazán Ríos, informó respecto a la Ley para la protección y bienestar animales domésticos y animales silvestres domesticados lo siguente:

En los animales (en la zoología) existen tres estamentos (sectores):

1.1 Animales Silvestres en su medio ambiente:
1.1.1.- De vida aérea.

1.1.2.- De vida acuática.

1.1.3.- De vida terrestre.

1.1.4.- De vida Subterránea.

1.2. Animales silvestres extraídos de su medio.

1.2.1. Animales silvestres domesticados (circos, caseros), etc.

1.2.2 Animales silvestres no domesticados (zoológicos).

1.3. Animales domésticos.

1.3.1.- Animales domésticos propios de nuestro medio.

1.3.2.- Animales domésticos exóticos introducidos a nuestro medio.

1.3.3.- Animales de utilización genética.

1.3.4.- Animales de utilización laboral: (transporte de personal y materiales).

1.3.5.- Animales de utilización Zootécnica, producción (carne, leche, huevos, cuero, etc.).

1.3.6.- Animales de uso suntuarios (hípicos) y o de compañía (mascotas)
1.3.7.- Animales de uso ancestral primitivo (cetrería).

1.3.8.- Animales para uso de costumbres y cultura popular (peleas de gallos, corridas de toros, etc.).

1.3.8.- Animales para uso deportivo (cacería, carrera de perros, carrera de caballos, polo, etc.


2.- Gran importancia debería de revestir el postulado de las Naciones Unidas de preservación de Medio Ambiente es decir Flora y Fauna y sustratos, hidro, oro, geológicos. Aquí lo más importante sería:

2.1. Especies en peligro de extinción, en los diferentes apéndices de CITES.

2.2.- Especies relictuales, ejemplo (distinción tortuga del pacífico y tortuga del Atlántico (basta ver el mercado de víveres de Puerto de Cabezas).

3.- En cuanto a la ley misma, necesita:

3.1.- Consulta y apreciación de los profesionales de las diferentes especialidades.


3.2.- Definir autoridades (competentes quien da los permisos).

3.3.- Reglamentación adecuada para ser funcional.

3.4.- Insistir en la clarificación para el ciudadano, ejemplo “prohibir el adiestramiento de animales silvestres domesticados dirigidos exclusivamente a presentar y reforzar su agresividad”. Eso plantea un conflicto porque tanto la fuerza del orden como ejercito y policía, aduana, etc., entrenan animales para contrarrestar la delincuencia, lo mismo que el ciudadano que se quiere proteger en su domicilio entrenando su perro

3.5.- Un estudio y análisis profundo de la mentalidad, idiosincrasia, costumbres, diversiones, cultura de nuestro pueblo para poder interpretar su sentir con respecto a los animales y así poder legislar con mayor acercamiento a la realidad nacional

3.6.- Definir los autorizados para ejercer la profesión de profilaxis, terapéutica, cirugía, eutanasias, funciones propias de los Médicos Veterinarios y no como se plantea en la Ley “personas con conocimientos técnicos necesarios”, lo cual es ambiguo, innecesario, anti científico, con invasión de campo laboral y no claro, ya que la población no sabrá a donde dirigirse para buscar servicios profesionales idóneos.


En conclusión, dijo el doctor Morazán Ríos que toda ley es buena, pero que la reglamentación es un poquito más complicada, la aplicación es un poco más difícil y el cumplimiento poco probable, por lo tanto sugiere, más estudios, más consultas y no olvidar la sabiduría popular.


Agregando que en estos momentos de defensa de la Soberanía Patria, nuestro Medio Ambiente y nuestros animalitos también forman parte de nuestro territorio y por lo tanto somos los nicaragüenses los primeros y únicos llamados a tomar cartas en el asunto.