•  |
  •  |
  • END

El verdadero objetivo de Costa Rica en el problema con Nicaragua es detener el dragado del Río San Juan, y detrás de eso hay grandes intereses de inversionistas que se encuentran instalados en la zona de Barra del Colorado, explicó el asesor económico de la Presidencia, Bayardo Arce Castaño.

Arce agregó lo anterior a los periodistas tras una conferencia de prensa en la que dio a conocer sobre la Segunda Exposición Comercial de la República de China, que se desarrollará en el Centro de Convenciones del Crowne Plaza, del 16 al 19 de diciembre.

“Primero se negaron a reconocer que La Haya es la instancia apropiada para resolver este problema. Nosotros creemos que la instancia más apropiada es la comisión bilateral que debería reunirse en la otra semana. Los ticos la evitaron con todas las formas y excusas posibles. Dijimos, si no se sienten capaces de enfrentar esto por medio de la Binacional, vamos a La Haya, y dijeron que no, que esto era para la OEA, y ahora, sorpresivamente, salieron recurriendo a La Haya”, comentó Arce.

El funcionario agregó que el verdadero leit motiv de los costarricenses es el dragado, y recordó que los ticos desarrollaron en su territorio ciertas acciones con las que desviaron el caudal del río San Juan y fortalecieron el del río Colorado, donde hay grandísimas inversiones turísticas y de otro tipo.

Critica alharaca de los ticos

Arce señaló que los costarricenses levantaron una alharaca internacional que no se corresponde de ninguna manera con el hecho, y afirmó que “hay que averiguar quiénes son los dueños de las tierras y de los negocios en la zona del río Colorado, en Costa Rica, porque dijo que son los que están moviendo esto, precisamente cuando Nicaragua hace un esfuerzo extraordinario por el desarrollo de la zona”.

Recordó que el gobierno de Nicaragua lanzó la propuesta pública de un plan binacional de desarrollo de la zona del San Juan, como también lo hizo con un plan trinacional para el Golfo de Fonseca, y por ello se constituyó un organismo entre El Salvador, Honduras y Nicaragua.

Pero añadió que Costa Rica no ha querido aceptar un plan binacional, por lo cual, expresó que Nicaragua comenzó sola, con la construcción de la carretera Acoyapa-San Carlos, con un programa de 20 millones de dólares financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo para la ruta del agua y la modernización del aeropuerto de San Carlos, para fomentar el turismo en toda la región, la construcción de un puente sobre el Río San Juan y el dragado de parte de la vía acuática en territorio nicaragüense, para garantizar la navegación.

“No creo que el gobierno de Costa Rica cometa el error de afectar el comercio, porque perderían más que nosotros”, comentó Arce.

Añadió que Costa Rica exporta a Nicaragua unos 290 millones de dólares al año, nosotros apenas les vendemos 100 millones. Ellos perderían un mercado de 290 millones de dólares, y Costa Rica exporta muchísimo más hacia el norte de Centroamérica y tiene que pasar por Nicaragua.