•  |
  •  |
  • END

Bajar a la mitad el monto total que aparece cada mes en las facturas de energía de todos los jubilados del INSS, ordenó el Consejo de Dirección del INE a todas las empresas distribuidoras eléctricas del país, privadas y estatales, en cumplimiento de la Ley del Adulto Mayor que entró en vigencia el pasado 15 de septiembre.

Esa disposición la ordenó el pasado 11 de noviembre el Instituto Nicaragüense de Energía, INE, en la resolución 2675-11-2010, en la que recuerda que la ley mencionada, número 720, establece este beneficio “para todos los nicaragüenses nacionales o nacionalizados mayores de sesenta años y que sean adultos mayores pensionados por el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS)”.

Esta reducción en las facturas se debe aplicar “a partir del quince de septiembre de dos mil diez, fecha de entrada en vigencia plena de la Ley 720”, según el documento, por esa razón, INE recuerda a las distribuidoras que deben “reflejar los créditos respectivos en las facturas subsiguientes”. Es decir, las que se hayan emitido hasta hoy sin el debido descuento.

El documento es firmado por David Castillo Sánchez, Mariela Cerrato, Juan José Caldera y Reinerio Montiel; los miembros del Consejo de Dirección del INE, quienes detallan que este beneficio cubre de inmediato a un total de 20 mil 604 jubilados que ahora tienen la tarifa TJ, es decir, la Tarifa de Jubilado.

Ya no es sólo a los de 150 KW

No obstante, recuerdan que existen muchos jubilados que han solicitado esta tarifa en su servicio, en sus facturas, pero todavía no la tienen debido a problemas en las gestiones. Por esa razón, ordenan también a todas las empresas distribuidoras “que procedan a dar trámite a las solicitudes que se realicen por parte de los beneficiados de esta Ley”.

Para iniciar este trámite refieren que los jubilados necesitan “sólo la presentación de la Cédula de Identidad y del carné del INSS o el que le extenderá el Consejo Nacional del Adulto Mayor (Conam) del Ministerio de la Familia, Adolescencia y Niñez, así como el documento habilitante que legitime su vinculación al bien inmueble en que se proveerá o provea el servicio de energía eléctrica, como documentos suficientes para la realización del trámite correspondiente en la implementación del beneficio”.

Castillo Sánchez, el titular del INE, ayer no contestó su teléfono celular y tampoco el Gerente de Comunicación de Fenosa, Jorge Katín; quienes son los llamados a explicar el procedimiento que debe cumplir cualquier jubilado para poder aplicar al beneficio.

Se espera que la Distribuidora Eléctrica del Norte (Disnorte) y la Distribuidora Eléctrica del Sur (Dissur), procedan a evaluar las facturas con Tarifa de Jubilado que fueron canceladas sin el debido descuento en octubre y noviembre de 2010, para que la mitad de dichos montos sean acreditados a favor del cliente en las próximas facturaciones, donde también deben cumplir con la rebaja del 50%.

Los directivos del INE también deben aclarar si, efectivamente, esta disposición también cubre a todos los jubilados que reciben el servicio de sistemas aislados públicos y privados que existen en el país, como en el caso de la región Caribe y sectores como la Isla de Ometepe.