•  |
  •  |
  • END

Medio millón de dólares mensuales costará a Gas Natural Fenosa dar cumplimiento a la resolución 2675-11-2010, la que ayer les notificó el Instituto Nicaragüense de Energía, INE, para que cobren sólo la mitad del monto total de la factura de energía eléctrica de los pensionados del Instituto Nicaragüense del Seguro Social, INSS, en cumplimiento de la Ley del Adulto Mayor.

“Esa medida tendrá un costo de más o menos medio millón de dólares”, advirtió Jorge Katín, Gerente de Comunicación de Fenosa, quien señaló que el documento les fue notificado hasta ayer al mediodía y, efectivamente, confirmó que ahora existen un total de 20 mil 604 clientes que tienen la tarifa tipo TJ, es decir, Tarifa de Jubilados.

La pregunta de los millones

Lo que todavía se preguntan todos los ejecutivos de Fenosa es: ¿Quién pagará este medio millón de dólares cada mes?, una interrogante que, incluso, es mínima pues dicho monto crecerá en las próximas semanas, cuando más pensionados cumplan los requisitos y tengan que ser incluidos en esta categoría de tarifa.

Los miembros de la Asociación de Jubilados y Pensionados de Nicaragua calculan que en el país existen unos 500 mil adultos mayores en total, de los cuales, sólo el diez por ciento recibe una pensión por vejez. Es decir, que existen unos 50 mil en total y ni siquiera la mitad goza de este beneficio.

Tomando en cuenta la cantidad de clientes que ahora tiene el beneficio, es decir, los 20 mil 604, los ejecutivos de Fenosa ayer estimaron el costo mensual de la medida. Esto lo paga Hacienda, aunque, afirman, sale del mismo INSS.

Katín se refiere a la “Ley que concede beneficios adicionales a las personas jubiladas”, número 160, cuyo artículo seis establece: “Los jubilados que consuman 150 kwh (kilovatios hora) o menos en la tarifa de energía eléctrica, pagarán únicamente el 50% al organismo correspondiente”.

Con base en dicha disposición, aseguró que ahora los 20 mil 604 clientes que tienen la tarifa TJ sólo pagan la mitad del precio de los primeros 150 kilovatios que demandan cada mes en sus respectivas viviendas, pero el resto de la energía que consumen la cancelan al precio real.

Confusión es gratuita

“Nosotros entendemos que ya existe este beneficio para los jubilados y eso no se ha derogado, por eso queremos saber cómo queda esto, cómo es que vamos a facturar, porque tendríamos que hacerlo subsidio sobre subsidio en esta tarifa y tenemos esa confusión”, agregó el ejecutivo de Fenosa, quien señaló que la empresa está dispuesta a cumplir la resolución del INE una vez que les sea aclarado este punto.

La confusión es gratuita, ya que la rebaja mayor absorbe a la menor. No obstante, para despejar cualquier duda, prometió que la empresa este miércoles por la mañana enviará una carta al INE presentando la solicitud formal de aclaración, ya que la confusión no es propia de Fenosa, “la misma pregunta se hacían los diputados por la mañana”, indicó.

Y es que en horas tempranas, el presidente de la Comisión Económica de la Asamblea Nacional, diputado Wálmaro Gutiérrez, dijo que la disposición del INE no estaba acorde con lo dispuesto en la Ley del Adulto Mayor, número 720, y quiso enredar la discusión remitiendo a la Ley 160, donde se menciona el consumo de los 150 kilovatios.

En el artículo siete de la Ley 720, publicada el 14 de junio de 2010 en La Gaceta, diario oficial, se lee: “En base a lo establecido en la Ley No. 160, Ley que concede beneficios adicionales a las personas jubiladas, el adulto mayor pensionado por el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), tendrá descuento del 50% en el pago sobre el MONTO TOTAL de las facturas de los servicios de energía eléctrica”.


En este mismo artículo, incluso, los diputados aprobaron en mayo pasado que el adulto mayor pensionado sólo cancele “el 30% en el pago por servicios de agua potable y el 20% en el pago por servicios telefónicos convencionales”.

INE contundente

David Castillo Sánchez, titular del INE, señaló que las declaraciones de Gutiérrez las escuchó por la mañana en un medio de comunicación, y por eso logró entablar comunicación con el diputado, quien logró despejar cualquier duda al respecto.

“Nosotros como INE ya le aclaramos cualquier duda a la honorable Asamblea Nacional y estamos dispuestos a darles las explicaciones que tengan a bien, para que tengan todos los elementos legales y vean de donde salió nuestra resolución, la que debe aplicarse de inmediato y sin contemplaciones”, indicó Castillo Sánchez.

El cuento del carné

El titular del ente regulador dijo que la resolución fue aprobada porque había muchas quejas de pensionados que demandaban tener en su vivienda la tarifa TJ, la que no era asignada porque la distribuidora les solicitaba a los interesados el carné del Consejo Nacional del Adulto Mayor (Conam), el cual ni siquiera está constituido.

“Ellos iban a buscar este papel y el Estado no se los daba porque no existía el Conam, por eso ahora, con la resolución, hicimos que la empresa pudiera incluirlos en esa categoría con sólo tener la Cédula de Identidad y el cané de jubilado del Seguro Social”, agregó Castillo.

Con estos dos documentos y la titularidad del medidor, según dijo, cualquier interesado puede presentarse a las oficinas de Fenosa a pedir ser incluido en dicha categoría tarifaria, la que será asignada después de una inspección de los técnicos.