Rafael Lara
  •  |
  •  |
  • END

Siete trabajadores del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, denunciaron en la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, que fueron suspendidos injustificadamente por la actual responsable de la Dirección de Bienes del Estado, acusándolos de negligencia en sus labores.

María Celia Teller Paz, Directora de Bienes del Estado, en un informe detalla una serie de supuestas anomalías en las labores de los trabajadores afectados, de quienes asegura han violentado y omitido controles, así como los procedimientos adecuados y transparentes en el control de bienes.

La señora Teller menciona que esto ha traído consecuencias graves para el Estado de Nicaragua, ya que por acciones u omisiones en los procedimientos utilizados por los supervisores señalados, están en total incredibilidad y falta de confianza, por la violación de la normativa interna. Asimismo, menciona que el Estado ha dejado de percibir ingresos por negligencia, por un monto de aproximado a los 519 mil 785 córdobas.

Por tal motivo, la directora solicitó iniciar un proceso disciplinario para retiro inmediato de estos supervisores públicos, máxime que tienen pleno conocimiento de las normas y sus funciones.

Los afectados son Erick Paz López, Mario Rodríguez Obando, Ashmedt Cruz Villarreina, Elías Alvarado Méndez, Carlos Ordeñana Salgado, Víctor Castellón Ríos y Erick Márquez Villalobos, todos ellos supervisores de Inventarios Gubernamentales, de la Dirección de Bienes del Estado.

Según los mencionados, la señora Teller antes perteneció a la Policía Nacional, y está ocupando el puesto de manera interina, ya que el director está de vacaciones, sin embargo, durante cuatro años de labores, nunca habían tenido problemas de ese tipo. Entre sus alegatos señalan que la ineficiente en sus labores es ella y no ellos, ya que los ingresos al Estado han disminuido, supuestamente por su mala administración.

Juan Carlos Cruz, Secretario General del sindicato “Vladimir Robleto Altamirano”, del Ministerio de Hacienda, mencionó que en este caso la señora Teller está realizando más un trabajo de investigación policial, que de administradora pública, utilizando métodos que vienen a obstaculizar el desarrollo laboral.

Álvaro Leiva, de la oficina de derechos laborales de la CPDH, expresó que supervisarán el procedimiento disciplinario, para que se realice como es debido.