•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • END

A las cuatro de la tarde de hoy, el Tribunal Contencioso Administrativo definirá el futuro de la minería a cielo abierto ubicada en Crucitas, una zona fronteriza con Nicaragua, cuando los jueces dicten sentencia en el juicio que inició hace mes y medio.

El juicio terminó con las conclusiones aportadas por el ex defensor de los habitantes y abogado de los trabajadores de la mina, José Manuel Echandi, quien aseguró que de no continuar el proyecto, cientos de familias quedarán sin empleo.

Esto ha sido refutado por los ambientalistas demandantes (el biólogo Jorge Lobo y la Asociación Preservacionista de Flora y Fauna, Apreflofas), al asegurar que la cantidad de empleo es mínima en comparación con el daño ambiental que habrá al extraer oro con cianuro.

El abogado de Lobo, Álvaro Sagot, consideró “débiles” los argumentos de Echandi.

La demanda busca revertir los permisos de viabilidad ambiental otorgados por la estatal Secretaría Nacional Técnica Ambiental, a favor de la empresa minera Infinito Gold y contra el decreto que declaró el proyecto de interés nacional.

Antes de las conclusiones de Echandi, el abogado de la minera, el ex magistrado Federico Sosto, literalmente hizo el ridículo al pretender hacer demostraciones químicas en la Sala de Juicio, pero fue impedido por el juez.

Sosto debió retirar piedras, químicos, arcillas, cal, y otros materiales con los que pretendía hacer su exposición.

“A la vista irregularidades en permisos”

El abogado demandante Edgardo Araya, dijo que a pesar de ser un buen abogado, Sosto se prestó a “defender lo indefendible”, porque las irregularidades en los permisos para la mina están a la vista.

Araya espera un resultado a favor del ambiente, de lo contrario, presentará una apelación ante la Sala Tercera de la Corte Suprema.

Los ambientalistas consideran haber aportado pruebas suficientes contra el proyecto, dado que la zona sufrirá tala de árboles que pondrá en peligro de extinción aves como la lapa verde.

Aún sin extraer una onza de oro, el proyecto ya ha dejado secuelas ambientales. Hace dos años, cuando Óscar Arias firmó el decreto que la declaró de interés nacional, la empresa empezó a talar decenas de árboles sin que el gobierno se quejara por daños ambientales.

El gerente de Infinito Gold, Juan Carlos Obando, tiene seguridad que el Tribunal fallará a favor de su representada, por lo tanto, en enero estarían dando inicio a las labores en la mina.

Por su parte, el abogado de Apreflofas, Bernal Gamboa, aseguró que si el fallo es a favor de la empresa minera y el Tribunal ordena levantar medidas cautelares que impiden el desarrollo del proyecto; al presentar la apelación tales medidas volverían aplicarse.