•  |
  •  |
  • END

Ex trabajadores del extinto Banco del Éxito (Banex), originarios de la capital y del departamento de Rivas, ayer se plantaron frente a las instalaciones de la Superintendencia de Bancos y otras Instituciones Financieras (Siboif), para solicitar al presidente de esta institución, Víctor Urcuyo, que exija a la Junta Liquidadora el pago de las liquidaciones, luego que fueron despedidos en abril de este año.

Uriel Molina, quien laboró más de tres años y medio como abogado y gestor del Banex, señaló que 25 trabajadores están pasando por muchas dificultades económicas y no han conseguido trabajo, luego que fueron despedidos al cierre del banco. Denunció que la Junta Liquidadora se rehúsa a pagarles sus prestaciones sociales a pesar de que existen resoluciones del Ministerio del Trabajo a favor de ellos, y que pretenden desconocerlos como ex empleados a pesar de que laboraron períodos de entre dos a nueve años.

Llamamos a sus celulares a Jean Madriz y Rafael Bonilla, Presidenta y miembro de la Junta Liquidadora, respectivamente, para conocer la versión del extinto banco, pero éstos no contestaron a nuestras llamadas, mientras el superintendente de bancos, en horas del medio día de ayer, llegó en su vehículo a las instalaciones de la Siboif, y lejos de atender a los trabajadores --quienes no permitían su ingreso--, visiblemente molesto, dijo a su chofer: “Entremos a huevo”.

No respetaron a enfermos ni a embarazadas

Glenda Martínez trabajó durante cinco años en Banex, fue despedida a pesar de estar embarazada, y ayer con siete meses de gestación pidió a las autoridades de la Siboif que la ayuden. También Héctor Dávila trabajó nueve de sus 43 años como gestor de cobranza para el banco, pero fue despedido el pasado 24 de marzo luego que sufriera un derrame cerebral.

Los ex trabajadores no estaban inscritos en el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, y mantienen una demanda en los Juzgados de Managua en contra de la Junta Liquidadora del Banex.