•  |
  •  |
  • END

Documentos oficiales proporcionados a END muestran irregularidades en la gestión de los fondos comunales de la Alcaldía de Masaya. Los papeles reflejan que en cada sesión los concejales gastan más de 3.000 córdobas en concepto de alimentación.

Los recibos demuestran que se piden 30 servicios de comida cuando sólo hay diez concejales, así como bebidas alcohólicas.

La mayoría de las sesiones se realizan en el restaurante de un amigo del secretario político del FSLN, Orlando Noguera.

Los mismos documentos revelan que durante la administración del hoy secretario político, Orlando Noguera, y ex alcalde de Masaya, se realizaron varios proyectos de adoquinado en los que la distancia que se plasmaba era mucho mayor a la real, por lo que quedaba un excedente presupuestario que se desconoce en qué fue aplicado.

Comprueban, además, que el medio millón de córdobas destinado a hacer mejoras en el estadio de Masaya, nunca fueron usados para dicho fin, aunque sí fueron sustraídos a través de cheques a nombre de María Isabel King y de Filadelfo Ramírez, personas que hasta el momento no han sido identificadas como funcionarios de la alcaldía, pero a los que Noguera autorizó para realizar el retiro.

Bonos y regalías

En los documentos también consta que durante la administración de Noguera, cada uno de los concejales se aplicó un bono navideño que sumó un total de 150,000 córdobas y disfrutaron de dádivas en concepto de gasolina y pago de celulares. Todo esto aun cuando la ley establece que los concejales no pueden recibir viáticos, solo el pago de sus dietas.

Estos documentos salen a la luz tras la inesperada renuncia de tres funcionarios de la alcaldía; José de los Reyes Ramos, encargado de infraestructura; Carlos Alvarado, financiero y Argelia Sandino, responsable de tributación.

“Es increíble que aunque con la administración actual se han ahorrado casi 6 millones de córdobas en diversos proyectos de pavimentación y adoquinado, los concejales orteguistas despilfarren el dinero del pueblo de la manera más vergonzosa”, aseguró Reyes, quien fue obligado a renunciar a su cargo ante la presión de Noguera y el concejal Lorgio Rojas.

Dichos actos de corrupción se dan a conocer tras la supuesta rivalidad que existe entre el actual alcalde de Masaya, Félix Trejos Trejos, y el secretario orteguista, quien aspira a reelegirse como alcalde en el siguiente período.

“Lo que pasa aquí es obvio. Noguera quiere que los funcionarios del alcalde se vean como unos ineficientes, y se está encargando de volarle la cabeza a todos los que le somos leales. Si él nos quita del camino, va a asegurar su próxima candidatura. Por eso nos obligó a renunciar, para seguir dilapidando el dinero de los contribuyentes”, añadió Reyes.

Se buscó la versión del alcalde Félix Trejos Trejos, y del secretario político, Orlando Noguera, pero ambos se negaron a dar declaraciones al respecto.