•   Río San Juan y Managua  |
  •  |
  •  |
  • END

Líderes de organizaciones ambientalistas de Río San Juan y de la capital celebran la resolución del Tribunal Contenciosos Administrativo de Costa Rica, que ordenó la cancelación de la concesión minera a cielo abierto del proyecto Crucitas, que pretendía construirse el norte de Costa Rica, y que afectaría al nicaragüense Río San Juan.

Para el subdirector del Centro Humboldt, Víctor Campos, la suspensión de este plan minero le quita una de las principales amenazas de contaminación al manto acuífero del San Juan, ya que la minería estaba muy cerca y potencialmente, en el momento menos esperado podía ocurrir un derrame de cianuro, lo que terminaría con la vida acuática y ponía en riesgo las condiciones ecológicas del río fronterizo.

Precisamente al recibir la comunicación la tarde de este miércoles, por parte de los ambientalistas costarricenses que formaron un frente de lucha binacional, Antonio Ruiz, Director Ejecutivo de Fundación del Río, afirmó: “Me causa una enorme satisfacción la resolución después de tantos años de lucha con los grupos sociales y ambientalistas costarricenses”.

Para Ruiz, “el cauce jurídico legal dio la razón a la acción cívica, y tenemos que seguir la lucha porque queda el recurso de apelación”, mientras señaló la jornada que protagonizaron en ambos países contra la minería a cielo abierto que sería nociva para la biodiversidad, los recursos acuáticos y las comunidades de la cuenca del río San Juan, compartida entre Nicaragua y Costa Rica.

“Creemos que éste es también un llamado a Nicaragua para mantener la cuenca del río San Juan sin minería de oro a cielo abierto. Creo que no puede ser que celebremos nosotros que Costa Rica haya tomado esta decisión y que por la parte nicaragüense puedan entregarse concesiones de este tipo, lo cual no sería consistente con el ejemplo del fallo que los ticos dieron a conocer este miércoles”, expresó Víctor Campos.

La resolución tica también fue celebrada por los Hijos del Río. Amaru Ruiz, Presidente de esta organización juvenil, expresó su emoción. “Estamos alegres por la cancelación de Crucitas, esperamos porque no haya más minería en nuestro país, así que la batalla no termina ahí, pues debemos proteger al cuenca del río San Juan, por eso el proyecto Brito debe ser parado”.