•  |
  •  |
  • END

Después de varias consultas, dos votos en contra y cinco abstenciones, el Concejo aprobó con 11 votos a favor el presupuesto para la comuna de 2011, el que quedó en un mil 563 millones 560 mil 866 córdobas.

Los opositores señalaron que no se podía aprobar la partida de gastos, porque “hay incoherencias”, los que presumen sean para financiar la campaña electoral.

El primero en demostrar su indignación fue el concejal liberal Luciano García, quien señaló que una de las incoherencias del presupuesto son las recaudaciones del próximo año, las cuales la Dirección General de Ingresos había previsto en un 8 ó 12% y la comuna apenas indica que serán de un 3%.

“El presupuesto no está ajustado a la realidad, porque en los ingresos no se ve un aumento significativo. De 2009 a 2010 fue del 10%, es decir, de un mil 120 millones de córdobas a un mil 227 millones, pero el de este año está por debajo, ¡cómo es posible!”, exclamó el concejal.

García señaló que si la DGI proyectó esa cifra en recolección de impuestos, en el presupuesto están quedando un poco más de 100 millones de córdobas en el aire, el cual aduce que se están dejando por debajo de la mesa.

Asimismo, señaló que el presupuesto destinado para vigilancia es demasiado excesivo, ya que pasó de 24 millones de córdobas este año a 44 millones en 2011.

Más gastos excesivos

Por su parte, el concejal del FSLN, Ismael Cardoza, señaló que el próximo año será de austeridad para la comuna, donde se mantendrá la tendencia de invertir 50% del presupuesto y 47% de gasto, aunque espera que esta cifra pase a ser de apenas un 40% de gastos y 60% para proyectos.

Lo proyectado es que la Alcaldía termine con un saldo de 114 millones 862 mil 877 córdobas, pero hay un gasto excesivo presupuestado para fines de este año, y es el uso de más de un millón de córdobas para las celebraciones marianas.

Los concejales liberales concuerdan en que este presupuesto se diseñó para servir el próximo año en la campaña electoral y que obedece a puros fines políticos.