•  |
  •  |
  • END

La magistrada Alba Luz Ramos, Presidenta de la Corte Suprema de Justicia, reconoció ayer que los actos de corrupción dentro del Sistema Judicial, no se resuelven con inmediatez porque muchas veces las personas señaladas buscan ‘padrinos’ para evitar el castigo.

Entre estos actos citó robo en diferentes áreas y cobro de dinero a usuarios de parte de algunos secretarios de actuaciones, los cuales se producen, sin que hasta ahora sean resueltos.

Además anunció que para el próximo año viene la aplicación de duras medidas disciplinarias que ya fueron conversadas con magistrados de ese poder del Estado, para que no intercedan por nadie y se apliquen de verdad.

“Ya está elaborada una política disciplinaria para implementar, pero sin obstáculo entre nosotros mismos, porque éste ha sido uno de los problemas que hemos tenido; como somos 16 magistrados, se van a hablar con uno y con otro para evitar que se llegue al fondo del asunto en muchos casos”, reconoció la doctora Ramos.

Tráfico de influencia interna

Ese tráfico de influencias interno se da muchas veces, según sindicatos de trabajadores y confirmado ahora por la doctora Ramos, porque las personas señaladas en su mayoría son familiares de jueces y magistrados, o existe algún otro vínculo de amistad entre éstos, lo que dificulta la aplicación de las sanciones.

“Esa política hay que aplicarla porque de nada sirve que esté si no se pone de manifiesto. Además, es necesaria para poder mejorar la imagen de la institución y poder aplicar las medidas de austeridad que enfrentaremos en el 2011, donde tenemos un déficit presupuestario de 120 millones de córdobas”, explicó la magistrada.

Sobre el último caso de robo en el área de fotocopia de los juzgados de Managua, la magistrada Ramos expresó que hubo en parte negligencia de los judiciales, ya que al autorizar las copias “no ponían una rayita al final de la cantidad como en los cheques para evitar que agregaran otro número”; pero que el caso se está investigando.

La magistrada Ramos también expresó que están investigando las denuncias que realizaron algunos jueces de Managua contra algunos secretarios de actuaciones, que recibían coimas (dinero) de los usuarios por determinado favor. Muchas de esas quejas sólo fueron verbales, porque hay temor, pues siempre se busca un padrino para neutralizar las cosas, indicó.