•   LEÓN  |
  •  |
  •  |
  • END

Alrededor de 450 unidades de taxis pertenecientes a cinco cooperativas debidamente autorizadas por el Concejo y la Oficina de Tránsito Municipal en la Alcaldía de León, emprendieron un paro indefinido este viernes, ocasionando malestar entre los usuarios.

Además de las cinco cooperativas, 120 taxistas independientes se sumaron a la protesta y desde en horas de la mañana parquearon sus unidades en las inmediaciones de la alcaldía, institución que permaneció totalmente resguardadas por las fuerzas antidisturbios de la Policía Nacional.

Aunque las autoridades policiales no registraron ninguna denuncia por daños a la propiedad, varios taxis ilegales sufrieron pinchaduras de sus llantas y vidrios rotos.

Irrupción en empalme a Managua

En horas de la tarde, los taxistas se trasladaron del casco urbano hacia el empalme de la carretera León-Managua, en donde permanecieron hasta en horas de la noche interrumpiendo de manera intermitente la libre circulación.

En todo momento fue notoria la presencia del comisionado Ramón Avellán Medal, jefe de la Policía en León, quien involucró a la mayor parte de las fuerzas en torno a mantener el orden.

“Estamos garantizando la seguridad y la libre circulación de las vías, teníamos información de que se iba a producir esta protesta y desde en hora de la mañana desplazamos nuestras fuerzas hasta que sea necesario”, afirmó el comisionado Alejandro Ruiz, segundo jefe de la Policía en la localidad.

Por su parte, Jonathan Suazo, dirigente de la Unión de Cooperativas de Taxis de Occidente, afirmó que la protesta es indefinida y que van a continuar en las calles hasta tener una solución a su principal demanda, como es la desarticulación de los taxis ilegales.

Negociaciones estancadas

Las negociaciones entre el edil Manuel Calderón y la dirigencia del transporte selectivo en León, en torno a la desarticulación de taxis ilegales o piratas, se estancaron hace 15 días, cuando todavía se llevaban a cabo, en coordinación con la Policía, los operativos en contra de las unidades piratas.

“De los 45 taxis piratas que fueron retenidos y multados por la Policía hace 15 días, 35 eran conducidos por cadetes, o sea personas contratadas por transportistas, entonces no entiendo por qué dicen que los taxistas piratas son personas desempleadas cuando ni siquiera trabajan”, refirió Calderón, tras afirmar que es una situación creada por los mismos transportistas legales.

Según Calderón, la única solución a este problema es que continúen aplicándose los operativos en contra de los ilegales. “Tenemos que continuar con los operativos y de esa manera desarticular alrededor de 150 taxis ilegales que no sólo son de León, sino que han venido de Quezalguaque, Telica y La Paz Centro”, aseveró.

Calderón desestima paro

Calderón afirmó que el paro de transporte selectivo no ocasiona un fuerte golpe a la economía familiar y local, porque la mayoría de la población hace uso de las distintas cooperativas de buses y camionetas ruteras, además criticó la tarifa de los taxistas que asciende entre 15 y 20 córdobas, así como la venta de placas de taxis, que tiene un valor de entre 5 y 8 mil dólares.

La señora Eugenia Martínez Somarriba, comerciante del Mercado Metropolitano en León, señaló que el paro de transporte selectivo le perjudica directamente porque no sólo tiene que trasladarse a su centro laboral sino que debe trasladar mercadería.