Tatiana Rothschuh
  •  |
  •  |

RÍO SAN JUAN

El desenmascaramiento que hizo EL NUEVO DIARIO de  la información publicada el 20 del corriente por el diario costarricense La Nación sobre el supuesto campamento militar del Ejército de Nicaragua frente a Las Tiricias, provocó la reacción de un sobreviviente del combate en La Penca, quien estuvo junto a otros compañeros recordando en el lugar a los caídos y nos envió la fotografía del “ejército” que vieron los ticos.

Ricardo Humberto López  Icaza, de 42 años, asegura no tener afiliación política alguna y que días atrás  
los motivaron a hacer un viaje al río San Juan con el fin de identificar el lugar del combate con  las fuerzas contrarrevolucionarias de Edén Pastora), que se produjo 27 años atrás.

El viaje fue financiado por varios ex combatientes, entre ellos Edgar Altamirano, Marvin Cuadra y otros, con la idea de levantar un monumento a los caídos,
“Hicimos el viaje y acompañados por algunos de la población de El Castillo, Boca de Sábalo y alrededores, emprendimos el viaje sobre el río al lugar que se limpió con el propósito de poner una bandera señalando la futura construcción de un parque histórico-turístico”, aseguró López Icaza.

“En 1983 en el combate del 23 de mayo, como tropas guarda fronteras, en el cerro La Penca frente a Las Tiricias, cayeron Marlon Zelaya, Adolfo Noguera, Marvin González y Segundo Lezama”, sostuvo.

Sobre ese momento sostiene que “la contra que jefeaba Pastora emboscó a las pangas atacando desde el cerro La Penca con ametralladoras y desde Las Tiricias lo hacían con morteros. Este lugar es el que hacen mención los medios ticos”,  afirma López  Icaza.

En esta visita de identificación del lugar, además de limpiar el cerro, colocaron la manta y las banderas de Nicaragua y FSLN, pero además cortaron unos árboles que amarraron con bejucos simulando un parque campestre.

Sobre este hecho, La Nación dijo que “con la apertura de un improvisado puesto frente a Tiricias de Cutris, el Ejército de Nicaragua se aseguró mayor presencia frente a la margen tica del río San Juan” y que “la nueva posición militar está a escasos 200 metros de suelo tico y es perfectamente visible desde una colina. Para instalarse en ese punto, los soldados nicas derribaron árboles en un área de montaña virgen que forma parte de la Reserva Biológica Indio Maíz, de 263.980 hectáreas. A distancia, da la impresión de que los militares están viviendo en campamentos de lona o plástico, entre la espesa vegetación. Por eso es difícil verlos desde el lado tico”, describe la falsedad.