•   MANAGUA  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El comandante en Jefe del Ejército de Nicaragua, Julio César Avilés Castillo, denunció una especie de conspiración internacional de varios países contra Nicaragua, con el supuesto fin de proteger “intereses expansionistas” a costa de territorio nicaragüense.

Según el alto jefe militar, a las denuncias de Costa Rica de acusar falsamente al ejército de invadir territorio costarricense, se ha sumado Honduras con información falsa sobre supuestos campamentos de entrenamiento de guerrilleros hondureños en territorio nicaragüense, así como envío de armas desde Nicaragua para causar desestabilización en el vecino país.

De acuerdo a la versión oficial del jefe militar, las acusaciones de ambos países son falsas y obedecen a una estrategia combinada y armada con colaboración con Colombia, para cercenar territorio nicaragüense y golpear la imagen internacional de Nicaragua para incidir en los litigios internacionales que en La Haya Nicaragua libre contra Bogotá, Tegucigalpa y San José.

El Ejército negó las versiones provenientes de Honduras y dijo que la propia información de medios hondureños lo que reflejan en el sector de Bajo Aguán, donde se han denunciado presencia de tropas armadas extranjeras con armas de grueso calibre, es que existe un conflicto de tierras entre campesinos y empresarios privados, que han degenerado en muertes con armas de fuego.

Sobre Costa Rica dijo que el Ejército se sostiene en territorio nacional, en la misión de apoyar la limpieza del Río San Juan y bajo las leyes nicaragüenses y en respeto al medio ambiente. Acusó a ese país de lanzar calumnias y mentiras contra Nicaragua para tratar de arrebatar territorio a través de maniobras legales y manipulaciones ilegales.