•   EL CASTILLO/RIO SAN JUAN  |
  •  |
  •  |
  • END

La población de El Castillo se mantiene alerta ante el amojonamiento del Río San Juan en las áreas de impacto que prevén con la construcción de la represa San Isidro, del megaproyecto Hidroeléctrico Brito, y además de los dos que ubicaron de cerro a cerro donde levantarán el muro, han localizado más mojones.

La jornada de trabajo realizada por unas 12 personas que la ciudadanía supone sean los consultores de la empresa brasileña Constructora Andrade Gutiérrez, se extendió hasta Isla Grande, a unos 45 kilómetros de El Castillo, donde también plantaron un mojón. En esta área se encuentran las plantaciones de cítricos de la empresa conocida como “Frutales del San Juan”, cuyo producto es exportado a Costa Rica.

Pero a lo que no encuentran explicación los pobladores es al hito que dejaron en la escuela del municipio, ubicada en la parte trasera del monumento histórico de la Inmaculada Concepción.

La mayoría considera que si eso determina la altitud del área de impacto del megaproyecto, no les cabe duda la gravedad de las afectaciones sobre el recurso acuático y la biodiversidad.

El megaproyecto Brito contempla la construcción de un muro de concreto de 18 metros de altura para la represa San Isidro, cercano al poblado de El Castillo con la cual represarían las aguas del Río San Juan y crearían un embalse en el Lago Cocibolca para después ser vertidas en las costas de San Juan del Sur en el mar Pacífico y de esta forma generar 250 megavatios de energía. Según el presidente Daniel Ortega, el proyecto se había suspendido para hasta que no existiese un verdadero y actualizado estudio de impacto ambiental del mismo.

Tampoco consultaron a francés

Además del mojón en la finca El Guácimo, en la comarca La Pintada, propiedad de don Isaac Taisigue Toledo, los “extraños” ubicaron el hito dos en una propiedad que está en venta y pertenece al francés Esteban Vanoy. En ambos casos no fueron consultados y no les dieron explicación alguna. Según el francés que es dueño del hotel Colonial, de Granada, no ha recibido ninguna oferta de compra.

De acuerdo con algunas personas que tuvieron la curiosidad de preguntar a los extraños quiénes son y qué andaban haciendo, los consultores dieron varias versiones, se identificaron como ProNicaragua, a otros les dijeron que eran e Ineter y también manifestaron que andaban haciendo un estudio para la construcción de una carretera.

El topógrafo y ambientalista sancarleño Eddy Chavarría consideró que con el amojonamiento en los cerros están trazando la línea del muro y que con los otros hitos, se indican los niveles de las pendientes del río. En Isla Grande hay una mayor altitud y en El Castillo la pendiente es más baja.

“Pero donde sea es inaudito que ni se consulte a la población y hasta se violente la propiedad privada”, afirmó al señalar que “las inundaciones alcanzarían hasta el malecón de San Carlos, el impacto seria tremendo”, opinó.

Maynor Rafael Gómez, propietario del bar-restaurante Villa El Castillo, dijo realizarán el levantamiento popular en contra del proyecto Brito por los daños que prevén al San Juan y a la vida turística y población del histórico municipio.

Confundidos

“Todo lo vemos confuso, hablan del proyecto Brito y también del canal interoceánico, no encontramos explicación porque no son serios y responsables en dar a conocer la verdad”, afirmó.

Saúl Obregón, secretario de la junta directiva de Fundación del Río y promotor del proyecto de turismo sostenible que desarrollan en Río San Juan, expresó que aunque el gobierno dijo que el proyecto quedaba congelado, el temor que les invadió cuando conocieron la declaración oficial de la Constructora Andrade Gutiérrez, que “vinieron para quedarse”, confirma que “es el modo de operar de esas empresas, deja que se apacigüen los ánimos para continuar con sus propósitos”.

Para el ambientalista “la afectación sería grave y considera contraproducente que mientras se invierte en turismo a través de la Ruta del Agua y se realice el dragado del San Juan, se pretende hacer una proyecto para destruir la cuenca que junto a la Reserva Biológica Indio Maíz, representa el atractivo y la recreación de los turistas nacionales, “es más con apoyo del Intur nos estamos posesionando del turismo extranjero”, sostuvo