•  |
  •  |
  • END

El presidente de la Comisión Económica de la Asamblea Nacional, Wálmaro Gutiérrez, se declaró satisfecho con la “explicación” que en una carta de cuatro párrafos y sin ningún documento soporte le envió, el pasado 25 de noviembre, el presidente putativo del Consejo Supremo Electoral, CSE, Roberto Rivas, del préstamo de 37 millones que hizo en un banco privado no identificado, cuya deuda fue incluida en el presupuesto de 2011.

Gutiérrez dijo que las instancias correspondientes para aclarar el préstamo que hizo el presidente del CSE, Roberto Rivas, a un banco no identificado en abierta violación a la Ley de Deuda Pública, deben ser el Ministerio de Hacienda y la Contraloría General de la República. “Nosotros solicitamos información a diferentes instituciones con respecto a origen de deudas al estado, en este caso, solicitamos el origen a un adeudo público al Consejo Supremo Electoral, debido a una petición que hicieron varios diputados de la Asamblea Nacional y por su parte el CSE ya nos respondió a tales cuestionamientos”, dijo Gutiérrez.

El presidente de facto del Poder Electoral, Roberto Rivas, en una carta enviada a Gutiérrez confesó que violó la Ley de Deuda Pública, Ley 477, al haber hecho un préstamo de C$ 37 millones sin el aprobado de la Asamblea Nacional, y además, afirmó que el dinero se usó para el proceso de Cedulación Ciudadana, algo que vuelve más ilícito el cobro de 300 córdobas por las nuevas cédulas.
 
En su misiva, Rivas afirma que en 2005 la Asamblea Nacional aprobó un fondo de contravalor del gobierno español por un monto de 5,4 millones de euros, para el proceso de Modernización de Registro Civil de las Personas y Cedulación Ciudadana.

“Es importante señalar que esta aprobación contemplaba que el Estado de Nicaragua otorgaría con fondos de rentas del Tesoro una contrapartida nacional para finalizar la primera etapa” de ese proceso “y hasta el momento esta institución (el CSE) no ha sido sujeto por parte de la Asamblea Nacional de ese fondo anteriormente mencionado”, escribió aceptando que en base a ello dispuso enjaranarse con un banco que no identifica hasta hoy.

Nada que hacer la AN, dice Wálmaro

El diputado Wálmaro Gutiérrez aclaró que “a nosotros sólo nos corresponde dar trámite al origen de la deuda y la necesidad de la misma” y por ellos consideró “correcta la actuación que hizo el CSE”, de realizar un préstamo, pues se hizo con fines de finalizar la ejecución de la primera etapa del proyecto de modernización del sistema integrado del Registro Civil de las Personas y de la Cedulación Ciudadana. “Según la ley, las instituciones pueden endeudarse con fines necesarios”, dijo el presidente de la Comisión Económica.

“Además –añadió Gutiérrez- en ninguno de los presupuestos anteriores se le dio una contrapartida para garantizar dichas actualizaciones en el CSE, por lo que esta institución recurrió a este préstamo sin incurrir en violación a ley”.

El también miembro de la Comisión Económica de la Asamblea Nacional, Freddy Tórrez dijo que Roberto Rivas pretende justificar el préstamo con la carta enviada, pero que no adjuntó documentación soporte que indique que lo que dice es cierto y por ello exigió al Ministerio de Hacienda y a la CGR tomar cartas en el asunto.

“Esos contralores de facto, ya que se quedaron en sus cargos violando la Constitución, pues por lo menos que hagan su trabajo, que desquiten lo que ganan”, dijo Tórrez

A favor de pedir información
El contralor de facto Lino Hernández, dijo por su lado que desconoce la carta que Rivas envió a la Comisión Económica, por lo que se mostró a favor de solicitarla al mismo titular inconstitucional del CSE o al diputado Gutiérrez, y hacer tomar una decisión.

Indicó que por la naturaleza de la carta y por lo que expone Rivas, es necesario que llegue a manos de la Contraloría. “Es nuestra obligación por ley darle seguimiento a la deuda interna y a la externa, y que en ambos casos se cumpla con los requisitos que dice la Ley de Deuda Pública, pero habría que ver qué dicen mis colegas”, dijo Hernández.

Indicó que “para estar más claros” sería importante saber lo que el Ministerio de Hacienda sabe del asunto, aún cuando el mismo titular de esa entidad Alberto Guevara, nunca dio una explicación clara a los miembros de la Comisión Económica, sobre el adeudo de 37 millones de córdobas.

Hernández dijo que hay que estudiar con detenimiento todo lo relacionado a este préstamo “porque todo banco que presta se cubre con una garantía, no es así no más que te dan 35 ó 37 millones de córdobas, si se los dieron al CSE, es porque presentó la documentación que les daba la seguridad de que el dinero se pagaría”.