•  |
  •  |
  • END

El colegio de Médicos Veterinarios de Nicaragua aseguró que es necesario mejorar la calidad de los profesionales en medicina veterinaria, por lo que la economía del país depende en gran medida del sector ganadero y agropecuario.

El doctor Arturo Prado, miembro de la junta directiva del colegio de Médicos Veterinarios y del Consejo Superior de la Empresa Privada en Nicaragua (Cosep), dijo que en el país cada año egresan de las universidades muchos veterinarios y la demanda es relativa, por lo que consideró que lo mejor sería aumentar la calidad de los profesionales en medicina veterinaria, “porque de eso sí carece el país”.

Dicha temática se discutió en el VIII seminario que realizó, ayer sábado, la Facultad de Ciencias Agrarias (FCA) de la Universidad de Ciencias Comerciales (UCC) en Managua.

El evento que se realiza cada año, se llevó a cabo 26 y 27 de noviembre y su fin es actualizar la carrera de Medicina Veterinaria Zootecnia. Al seminario asistieron expositores de Alemania, Cuba, Panamá, El Salvador y catorce participantes nacionales.

“Nicaragua se dedica en gran medida a la ganadería y es necesario tener médicos veterinarios de calidad”, afirmó Luis Borrel, decano de la facultad de Ciencias Agrarias y organizador del evento. “La carrera de Medicina Veterinaria en las universidades es necesaria, pero se debe procurar la excelencia”, añadió.


Obstáculos que enfrentan
Prado dijo que es necesario hacer conciencia en las autoridades del sector veterinario, sobre todo, en mejorar la eficacia profesional “porque está muy deficiente, así que necesitamos que se apoye el profesionalismo de la medicina veterinaria”.

Indicó que los veterinarios al igual que el resto de profesionales del país, sufren los estragos de la crisis económica y también se lucha contra la gran cantidad de veterinarios de ínfima calidad profesional que muchas veces da una mala imagen al gremio.

Al margen de eso, dijo estar claro del papel importante que tienen y que se preocupan por dar a la sociedad verdaderos médicos veterinarios. “Sabemos que a través de un buen control de salud animal, se logran cambios significativos a nivel de prevención de enfermedades que transmiten los animales”, enfatizó Borrel.