•   LEÓN  |
  •  |
  •  |
  • END

Los concesionarios de las unidades de taxis en León continúan parqueados en el empalme de la carretera León-Managua, protestando y exigiendo a las autoridades municipales y Policía Nacional, sacar de circulación al menos 350 taxis ilegales o piratas.

El paro del sector selectivo que involucra cinco cooperativas que suman 450 unidades y más de 150 taxis independientes, iniciaron su protesta este viernes y ante la falta de sensatez de las autoridades por resolver el conflicto, el problema podría extenderse y tomar otro giro, ya que se registran enfrentamientos entre legales y piratas.

Fuerte resguardo policial

El centro de la Ciudad Universitaria, los empalmes de carretera León-Managua y León-Chinandega, así como el edificio edilicio permanecen fuertemente resguardados por fuerzas antimotines de la Policía Nacional.

Después de dos días de paro total, el representante de la Unión de Cooperativas de Taxis de Occidente, Unicootaxoc, Ramón Koulzons, afirmó que por la irresponsabilidad del edil Manuel Calderón, quien en meses anteriores incitó a dueños de vehículos para que trabajaran como taxistas piratas, el desorden en la ciudad crece más.

“Alcalde es anárquico”

“La soberbia o ignorancia de este señor (Calderón) nos ha llevado al límite, aquí estamos protestando más de 400 unidades que rechazamos a los ilegales, aquí no tenemos nada que perder porque ya perdimos todo, lo que hay en León es una tremenda anarquía, promulgada e impulsada por el alcalde y algunos concejales”, dijo el representante de los taxistas tras agregar que están anuentes a conversar para buscar una solución pacífica a este problema.

Según Koulzons el paro es indefinido y pacífico en los primeros días pero conforme pasan las horas, las bases y dirigencia del transporte selectivo ejecutarán acciones, “a lo que le tenía miedo el señor alcalde era que los ilegales reaccionaran violentos, pero a partir de este paro nosotros los hemos erradicado, no van a salir a las calles porque nosotros vamos a tener presencia en las calles de manera permanente”, refirió.

Cabe señalar que desde el viernes los negocios, mercados y calles céntricas permanecen áridas. Juana Bermúdez, habitante del reparto Primero de Mayo en el noroeste de León, afirmó que la falta de unidades de taxis en las calles ocasiona inestabilidad a los ciudadanos que necesitan movilizarse a distancias lejanas, “hoy tuve que tomar dos rutas para movilizarme a mi centro laboral, además llegué tarde porque la cantidad de usuarios en los buses y camionetas ruleteras se incrementó a partir del viernes”, afirmó.