•   León  |
  •  |
  •  |
  • END

Después de cuatro días de paro, los concesionarios de taxis aglutinados en cuatro cooperativas y taxis independientes en la cabecera departamental de León, quienes rechazan la circulación de más de 300 taxis ilegales o piratas, continúan siendo ignorados por las autoridades municipales y por la Dirección de Transito de la Policía Nacional, para resolver un conflicto que podría desencadenar violentos enfrentamientos.

Los roces entre taxistas legales y piratas han dejado como saldo entre cinco y 10 vehículos con sus vidrios dañados en ambos bandos. La Policía Nacional tiene presencia en los empalmes de las carreteras León-Managua y León-Chinandega, en esta ultima los transportistas mantienen un tranque, y en intervalos de 20 minutos retienen el tráfico vehicular.

Pasarán a cosas mayores

Según Ramón Koulzons, representante de la Unión de Cooperativas de Taxis de Occidente, Unicootaxoc, la protesta podría intensificarse con otras acciones que nada tienen que ver con realizar tranques en las carreteras.

Hasta el cierre de esta edición, los transportistas permanecían en el empalme León-Chinandega, lanzando morteros y protestando en contra de la no desarticulación de los taxis ilegales.

De acuerdo con Koulzons, no es posible que el alcalde (Manuel Calderón) haya salido del país y no haya querido resolver este problema. “Creemos que es una actitud irresponsable de su parte, porque nosotros queremos resolver de una vez por toda este problema”, dijo.

El concejal Mainor Tercero, miembro de la bancada liberal en la Alcaldía, aseguró que los enfrentamientos violentos ocurridos en las últimas horas entre transportistas leoneses, es responsabilidad del edil Calderón.

“El alcalde es el responsable de todo lo que esta sucediendo, porque él fue el que adquirió compromisos con taxistas ilegales. Calderón sabe que en el municipio de León no existen condiciones para que se entreguen nuevas concesiones”, dijo el funcionario municipal.

Calderón desesperado por  cumplirles a los ilegales
Señaló que lo primero que se debería hacer con responsabilidad, es un estudio de factibilidad que permita conocer la necesidad o la demanda en el mercado.

“Lo que está sucediendo es que Calderón está desesperado por cumplir sus promesas de campaña adquiridas con los taxis ilegales, sin tomar en cuenta la Ley de Transporte, la Ordenanza Municipal y el Reglamento Interno”, refirió Tercero.

Agregó que el problema del transporte fue heredado por gobiernos que antecedieron a la administración actual.

Tanto el concejal Tercero como el transportista Koulzons, coincidieron en calificar a Calderón de “irresponsable”, porque no solo se ausenta de la mesa de negociación, sino que abandona el país aduciendo que no puede dejar de asistir a un encuentro en Europa.

“La soberbia y la ignorancia de este señor lo han llevado al límite, porque está confundido. Nuestra lucha es gremial y no tiene ribetes políticos, lo que existe es una anarquía por promesas de campaña que no ha podido cumplir”, afirmó el dirigente del transporte selectivo, quien afirmó que este lunes las acciones se van a intensificar en las calles.

En la carretera León-Chinandega fue notoria la inconformidad de la ciudadanía, centenares de estudiantes, trabajadores, comerciantes y turistas se quejaron por este tipo de acciones en esa vía de comunicación.