•  |
  •  |
  • END

El sedentarismo, los malos hábitos de alimentación y la falta de ejercicios conforman las principales causas que dan paso a una serie de enfermedades crónicas, como diabetes y otros trastornos cardiovasculares, cuyo desenlace es la muerte. Estudios recientes reflejan que gran parte de la población joven de Nicaragua padece estas pandemias.

Las últimas cifras de investigaciones realizadas en el país por ONG y médicos independientes, revelan que alrededor del 30% de los niños presenta problemas de obesidad, cuya problemática ya es considerada una epidemia en todo el planeta, según la Organización Mundial de la Salud, OMS. En los adolescentes y jóvenes, se registra que entre el 30 y el 40% padecen este mal.

Este mismo problema se encuentra en los adultos, con cifras de entre 30 y 50%, dato que tiende a incrementarse de acuerdo con la edad de los individuos, por ejemplo, en las mujeres de 40 años o más, llegan hasta el 60% de sobrepeso. En cambio, en los hombres no hay estudios que especifiquen este número, pero se conoce que a los 40 años, al menos un 50% está dentro del rango de obesidad.

Caminata como vida saludable
Como una forma de promoción de estilos de vida saludable, la Asociación Nicaragüense de Salud Pública realizó ayer una caminata desde la rotonda “Jean Paul Genie” hasta la rotonda “Rubén Darío”.

“Quisiéramos que los niños y las familias se integraran a caminar, porque esto es una actividad que suma a la vida y no le resta, como otras acciones. Sabemos que como es la primera vez que convocamos desde la asociación no contamos con muchos participantes, pero empezamos a trabajar en eso, para ver si el año entrante logramos dejar esta actividad como algo habitual”, expresó la doctora Mariluz Dussán.

Comentó que en otros países, como Guatemala y El Salvador, realizan este tipo de caminatas; en Brasil, incluso, los domingos se cierran vías grandes para que la gente salga a caminar de manera segura, y opinó que en Nicaragua, donde no hay espacio para hacer este tipo deporte, deberían hacer lo mismo para que la gente salga los domingos a hacer una práctica saludable.

Dussán informó que “ahorita tenemos una serie de enfermedades crónicas, tales como hipertensión, diabetes y azúcar alto. El problema es que la obesidad acarrea otra serie de dificultades. Con ejercitarnos 15 minutos diarios podríamos prevenir todas las enfermedades que tienen que ver con trastornos cardiovasculares”.

Deshacerse del sedentarismo
“El sedentarismo nos está engordando, pero lo más significativo es que acarrea problemas de hipertensión y azúcar, a ello se suma que en Nicaragua los hábitos de alimentación no son adecuados”.

La doctora Dussán agradeció la colaboración de una empresa de bebidas gaseosas por promover a través de uno de sus productos estos cambios, e instó a otras compañías a que se unan a este tipo de actividades que desde la Asociación de Salud Pública están impulsando.

La especialista anunció una próxima caminata que se realizará muy pronto en conjunto con la Policía Nacional, sólo que esta vez estará destinada a la prevención de las quemaduras, por acercarse las festividades de fin de año, que es cuando se usa en grandes proporciones la pólvora.