Tatiana Rothschuh
  •   RÍO SAN JUAN  |
  •  |
  •  |
  • END

A partir de este lunes, la población de San Juan del Norte goza del abastecimiento nacional de los productos de primera necesidad, ofrecidos por Enabás, los cuales ha hecho llegar el Estado nicaragüense ante el bloqueo comercial que sufre de la vecina Costa Rica, por el diferendo limítrofe que ha ocasionado el dragado del Río San Juan.

La publicación de EL NUEVO DIARIO sobre el SOS lanzado por la población y gobierno local de ese municipio del departamento, tuvo eco en el gobierno, al disponer la entidad dar respuesta.

En San Carlos fue recibido el cargamento de unos 600 quintales de productos varios y transbordados en la embarcación River Boy, con la plana La Nica, que surcó el San Juan para arribar al municipio de San Juan del Norte, después de 14 horas de travesía.

Jóvenes de la promotoría solidaria se dieron a la tarea de embarcar los productos nacionales que permitirán la circulación del córdoba, después que prevalecían el colón y dólar respectivamente.

Rommel Novoa, delegado de Enabás en el departamento, informó que “la voluntad del gobierno es restituir los derechos a la población que estuvo marginada y que les obligó a depender de la vecina del Sur”.

Más barato que en Costa Rica

A bordo del River Boy, el funcionario precisó que instalarán cuatro puestos de Enabás, en los que por el momento ofrecerán 56 productos a precios establecidos a nivel nacional, y a más bajo costo que como los obtenían de Costa Rica.

Arroz, azúcar, frijol, aceite, jabón, harina, sal, cereales, café, papel higiénico, son parte de los 56 productos nacionales que podrá obtener la población desde este lunes. Según Novoa, los precios serán la libra de arroz a 8 córdobas, el frijol a 8, azúcar a 5, galón de aceite: 117 y la caja de jabón a 150 córdobas.

El abastecimiento será cada 15 días, y en el terreno irán ampliando a otros productos como carnes, embutidos y leche.

Enrique Peña, propietario de la embarcación que garantizará el abastecimiento expresó orgullo “por llevar a ese alejado lugar los alimentos básicos a esa población”.

Ciudadanos del municipio demandan la regulación de precios, pues algunos comerciantes ya han introducido productos nacionales y las pulperías venden al costo como que los obtuvieran de Costa Rica.

Hilario Ballesteros pidió que también se regulen los precios del transporte acuático; “es una barbaridad que en la lancha cobren 80 córdobas por un quintal, piden lo que se les antoja”.

Abner Espinoza, propietario de una embarcación que abastece de productos a la población de la ribera del San Juan a uno y otro lado, consideró necesario regular los precios: “Yo les vendo barato y allá los dan caro, siguen con los precios costarricenses”, aseguró.