•  |
  •  |
  • END

Desde muy tempranas horas de la mañana de ayer, cientos de aficionados del Real Madrid y del Barcelona se dieron cita en los diferentes establecimientos de la capital.

Bares, discos, universidades, restaurantes y centros comerciales se vieron abarrotados por la afluencia del público seguidor de ambos equipos, quienes no duraron en pagar los diferentes precios de las entradas.

Reservaciones agotadas

Escoger el mejor lugar para disfrutar del partido en pantalla gigante fue el objetivo de los aficionados, quienes aseguran que desde las nueve de la mañana estuvieron haciendo fila para poder estar en un espacio cómodo.

“Salí desde de las seis de la mañana de Matagalpa. Había reservado desde ayer, y en la entrada casi se arma un alboroto por tomar los mejores lugares, pero el dueño priorizó las reservaciones. Yo sé que vale la pena, porque el Barsa es un equipo líder”, afirmó Óscar Lobo.

Los precios de las reservaciones variaron según el lugar, y oscilaron entre 400, 500 y hasta 700 córdobas por mesa, de acuerdo con los paquetes de la oferta.

“Desde las nueve de la mañana, las dos terrazas y la planta baja estaban llenas, a las diez empezó a venir la gente, y ya no hay más lugar para nadie, aunque queramos no podemos, ya no hay espacio, por eso ahí ves a toda esa gente viendo desde afuera”, explicó Ángel López, propietario de My space.

El 5-0

A pesar de los 45 minutos de juegos en los que el Barcelona tenía una ventaja 2 a 0, los fanáticos del Real Madrid aún conservaban la esperanza de una posible reacción en el segundo tiempo.

Sin embargo, las esperanzas se vieron truncadas y la barra del Real Madrid dejó de sonar luego del gol número tres que anotó el equipo barcelonista, razón por la que muchos decidieron abandonar sus asientos y marcharse a casa.

Diez minutos antes de culminar el juego, un pequeño grupo sentía que el último respiro se agotaba y que ya no quedaba más que hacer. Precisamente al finalizar dicho tiempo ya el Pep Guardiola coronaba 5 a 0 su quinta victoria consecutiva sobre el Real Madrid.