•   WASHINGTON /AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

El depuesto presidente Manuel Zelaya fue “sin duda” víctima de una conspiración de los militares, del Congreso y de la Corte Suprema de Honduras, y Roberto Micheletti fue un mandatario “ilegítimo”, afirmó un cable diplomático de Estados Unidos revelado por Wikileaks.

“Sean cuales sean los méritos de un caso contra Zelaya, su remoción forzada por los militares fue claramente ilegal y la asunción de Micheletti como ‘presidente interino’ fue totalmente ilegítima”, señaló el cable de fecha 24 de julio de 2009, hecho público este lunes por el diario The New York Times.

En el cable, redactado a menos de un mes del derrocamiento de Zelaya, el embajador estadounidense en Tegucigalpa, Hugo Llorens, resume los hechos: “No hay duda de que los militares, la Corte Suprema y el Congreso conspiraron el 28 de junio en lo que constituyó un golpe inconstitucional e ilegal”.

“De igual forma, no hay duda desde nuestra perspectiva de que fue ilegítima la asunción de Roberto Micheletti”, --continúa-- quien ocupó la presidencia tras el golpe.

El embajador afirma que Zelaya “pudo haber cometido hechos ilegales e inclusive pudo haber violado la Constitución”, pero dice que esto no es claro, y que las acusaciones contra el presidente para justificar el golpe fueron “suposiciones” o incluso algunas fueron “abiertamente falsas”.

“Nunca hubo un debate público y formal sobre la evidencia (contra Zelaya) ni ninguna apariencia de debido proceso”, dijo Llorens, quien afirmó que la embajada estadounidense consultó con varios expertos y revisó la Constitución hondureña antes de emitir su análisis de los hechos.

Washington denunció rápidamente el golpe de Estado en Honduras, aunque luego respaldó las elecciones de noviembre de 2009 en las que fue electo Porfirio Lobo, y es un firme defensor de la normalización del país internacionalmente y su readmisión en la Organización de Estados Americanos (OEA).