•  |
  •  |
  • END

Un grupo de pobladores de San José de Bocay, municipio de Jinotega, se movilizaron a la capital para denunciar que una empresa canadiense de exploración minera, llamada Corazón Exploración S.A., Coexsa, quiere realizar una excavación sin medir las afectaciones ambientales, pese a que el Concejo, con el respaldo de todos las autoridades locales, le negaron el permiso.

La afectación sería principalmente para la comunidad ubicada en el cerro llamado Peña Cruz, donde existen varios afluentes del río Bocay, y viven comunidades indígenas. Alguno de los ríos que resultarían afectados, según los ciudadanos, son Ayapal y el Coco, lo cuales tienen salida al océano Pacífico. También sería afectada la reserva de Bosawás.

El coordinador nacional de la Comisión de Medio Ambiente y responsable de la Unidad Técnica de la Alcaldía, René Garmendia Rivera, relató que hay antecedentes de que en ese cerro existe oro, por eso la insistencia de Coexsa.

Garmendia recuerda que antes expulsaron a otra empresa de explotación minera llamada Renaustra, la cual era de capital australiano.

San José de Bocay es reserva

Garmendia también relató que el Concejo dio una resolución en contra de que se dé “cualquier” concesión minera en el municipio de San José de Bocay, porque pertenece a la reserva de Bosawás, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, y, además, forma parte del corredor Mesoamericano.

La profesora de educación primaria y promotora social de la Alcaldía, Sandra Rocha, que acompañaba la delegación, explicó que a la orilla de los ríos que resultarían afectados, viven comunidades indígenas que se nutren de la pesca en dicho afluentes.

También dijo que están claros de que esta empresa puede ser que traiga trabajo a los ciudadanos, pero la afectación a los recursos naturales y a la salud de la gente es más grande.

“Creará fuentes de empleo, pero será pan para hoy y hambre para mañana”, dijo la docente, que también trabaja en la alcaldía como promotora de las redes de mujeres y el club de adolescentes.

Respaldados por 6 mil firmas

La delegación de ciudadanos, entre los que se encontraban jóvenes de la brigada ecológica, docentes y funcionarios, recogieron más de 6 mil firmas entre los pobladores de San José de Bocay, que respaldan la expulsión de la empresa canadiense.

El profesor de secundaria y coordinador de la Auditoria Social de la Sociedad Civil, Léster Otoniel Sandoval, aseguró que tienen el respaldo total de las autoridades municipales, pero están en Managua para visitar a los organismos nacionales como la Procuraduría especial del Medio Ambiente, el Ministerio de Energía y Minas, la Comisión de Medio Ambiente de la Asamblea Nacional, donde llevarán las 6 mil firmas. También quieren dejar una copia en la casa presidencial del partido de gobierno.

La vocera de la Coordinadora Civil, Luisa Molina, dijo que le preocupa que a Nicaragua estén viniendo empresas extranjeras que en sus países respetan el medio ambiente, pero se aprovechan de la fragilidad de los países en desarrollo, para venir hacer lo que quieran.