•   GRANADA  |
  •  |
  •  |
  • END

Unas 24 horas antes de que el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales, Marena, decida si continuará operando el curtido de pieles en tenería La Fuente, en el departamento de Granada, unos 180 trabajadores de la empresa expusieron la preocupación de quedar en el desempleo.

La amenaza está latente desde la semana pasada, cuando varios líderes y habitantes de comarcas aledañas solicitaron el cierre de la curtiembre.

La delegada departamental del Marena, Ligia Flores Castillo, pidió hasta hoy primero de diciembre para dar una respuesta definitiva, debido a que los demandantes argumentaron problemas de salud ocasionados por la pestilencia.

El martes, los empleados se plantaron en las instalaciones de la curtiembre para solicitar que no se cierre la empresa.

“Nosotros hemos visto el esfuerzo que los dueños están haciendo con la adquisición de nuevos y modernos equipos, con el propósito de llegar a un proceso productivo mejor. Respaldamos a la empresa, ya que es nuestro sustento de vida, con lo que sufragamos los gastos de alimentación, educación y salud de nuestros hijos”, señaló uno de ellos.

Miembros de asociaciones de pobladores de los repartos “Adelita”, “Eddy Ruiz”, El Madroño, El Rosario y Las Prusias, también participaron en el plantón.

Francisco Chávez, dirigente de la tercera etapa del barrio San Ignacio, de El Pantanal, expresó que hace poco tiempo efectuaron un recorrido por la planta para constatar la inversión tecnológica.

“Nuestra intención no es justificar los efectos negativos que se han producido en las comunidades vecinas, pero reconocemos que ha habido interés y se ha materializado en la práctica por parte de la gerencia de esta empresa, el resolver a la mayor brevedad posible esta situación”, indicó  Chávez.

Directivos de La Fuente, sus trabajadores y los granadinos afectados por el hedor están esperando la llegada de funcionarios de las oficinas centrales del Ministerio del Ambiente, que hoy por la tarde llegarán a dar su reporte conclusivo.