•   MANAGUA  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La dirección del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, aceptó con satisfacción las disculpas públicas de Efraín Rivas López, quien ante el juez admitió esta mañana haber cometido una agresión contra miembros de la intitución el pasado 16 de octubre del 2008.

Rivas López, que además devolvió a la entidad una cámara del mismo valor a la que había tomado sin autorización el día de los hechos violentos, compareció ante el Tribunal Jurídico de la Universidad Centroamericana (UCA) para pedir disculpa a las víctimas, entre ellos Héctor Calero, miembro de Relaciones públicas del Cenidh.

Durante la audiencia, el director del centro, Bayardo Izabá, solicitó al Juez Octavo Penal de Juicio de Managua, Octavio Rothschuh, que quedara reflejado en el Acta que ellos se reservan el derecho de abrir proceso judicial contra los "verdaderos dirigentes" de la agresión, según ellos, el presidente de la República Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo.

Para Izabá, aunque los "verdaderos dirigentes" de la golpiza no han sido procesados o sentenciados, es un gran logro que Rivas López haya pedido las respectivas disculpas.

Dadas las declaraciones de Rivas López, el juez Rothschuh declaró la clausura anticipada del juicio y dará a conocer su resolución el próximo jueves.

Miembros del Cenidh y algunos periodistas recibieron una golpiza el pasado 16 de octubre de 2008, a manos de simpatizantes del Frente Sandinista, cuando se disponían a acompañar a activistas de la Coordinadora Civil al Ministerio Público. En esa ocasión, se acusó a la Policía Nacional de inepta, pues según el informe siete policías que estaban en el lugar no defendieron a las víctimas de los atacantes.

Las máximas autoridades de este país han sido reiteradamente cuestionadas por supuestamente inducir a sus simpatizantez y empleados públicos a intimidar e incluso agredir a miembros de organizaciones de la Sociedad Civil, críticas de la política gubernamental sandinista.