•  |
  •  |
  • END

Los adultos mayores organizados en la Asociación de Jubilados y Pensionados Independientes de Nicaragua, Ajupin, culminaron ayer una fase de las protestas que han ejecutando durante varios años, en las que reclaman, entre otras cosas, la entrega de la pensión reducida que el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, se ha negado a proporcionarles.

Desde 2003, los adultos mayores plantearon la problemática generada alrededor de la pensión reducida contemplada en el artículo 49 de la Ley, luego fue creado un reglamento (artículo 56), para que anulara al anterior, sin embargo, los manifestantes aseguran que un reglamento no puede abolir una norma.

Donald Castillo, presidente de Ajupin, afirmó que “estamos dando a conocer la culminación de una parte de la lucha que venimos haciendo desde 2003 hasta aquí, para continuar el próximo año. Seguimos en la lucha por los dos puntos que estábamos reclamando: la pensión reducida y que se ponga en práctica la ley del adulto mayor 720”.

Sin embargo, admitió que han tenido un logro, ya que la ministra de la Familia, Marcia Ramírez, prometió que a partir de enero de 2011 va a poner en práctica la Ley del Adulto Mayor.

“En el caso concreto de los plantones, si bien es cierto ayer culminamos en los semáforos de la Asamblea, el próximo año se continuarán haciendo hasta que nos den la pensión reducida”.

Por su parte, el doctor Luís Orlando Aráuz, Vicepresidente de Ajupin, recordó que el INNS, además de estarles robando la pensión mínima, se les está escamoteando el 5 por ciento del deslizamiento de la moneda, desde el cinco de febrero del presente año.

Aráuz consideró que el sueldo mínimo ahorita debería ser de 2,670 córdobas, pero el INSS proporciona 2,543 córdobas, es decir, todo el salario mínimo de el año pasado sencillamente el seguro social “se lo tomó, sólo pagó diciembre, enero y parte de febrero”.