•  |
  •  |
  • END

En Nicaragua la violencia contra las mujeres no ha sido abordada por parte del Ministerio de Salud, Minsa, como un problema de salud pública, ya que la institución ha minimizado dos casos de abusos sexuales contra pacientes embarazadas de Jalapa, municipio de Nueva Segovia, ambos presuntamente consumados por el actual director de la unidad sanitaria de esa localidad, doctor Ramón Zeledón Sanabria.

Así lo informó la doctora Sara Henríquez García, socióloga, máster en salud pública, y miembro de la Red de Salud de las Mujeres Latinoamericanas y del Caribe, durante la clausura del III Congreso de Salud Pública, efectuado en un hotel capitalino desde el primero al tres de diciembre.

“En los eventos que hemos realizado, se ha recopilado una serie de casos de violaciones contra las mujeres, pero hay uno en particular que no lo debemos dejar pasar. Quisimos acercarnos al Ministerio de Salud; no se pudo. No recibimos respuesta, pero creo que es el momento idóneo de obtener justicia, sobre todo para mujeres pobres que viven alejadas de Managua”, expresó Henríquez.

El grupo de mujeres Oyanca, radicado en Jalapa, descubrió en 2006 el abuso sexual que sufrieron dos mujeres embarazadas, por lo que denominaron el caso: “Título médico, un pase para delinquir”, refiriéndose al doctor Ramón Iván Zeledón Sanabria, a quien lo acusan de abuso sexual en perjuicio de dos humildes campesinas.

“Uno de los abusos se produjo delante de la hijita de dos años de la víctima. Desde ese período se interpuso la denuncia en la Policía, luego pasó a manos de la Fiscalía. En esta última instancia se dio el caso por cerrado. Ahora nosotros hemos llevado la denuncia ante el Minsa y no ha respondido”, agregó.

Fue acusado, pero también premiado

“Tenemos un médico abusador sexual en completa impunidad, revisando a mujeres que también son víctimas de abuso sexual. Eso nos parece un caso extremo, es un determinante de salud. Sin embargo, en 2006, después de los abusos y las denuncias policiales en contra del abusador, el doctor Zeledón Sanabria fue nombrado director del centro de salud de Jalapa, y hace ocho meses fue nombrado médico forense ad honorem de esa localidad”, manifestó.

La doctora Henríquez, en el acto de clausura de la reunión médica nacional, tomó la palabra para solicitarle al Minsa que haga justicia.

“Es contradictorio que tengamos a una anestesista ya condenada, presa, sin que el sistema de justicia, a través de los jueces, le hayan permitido la debida defensa y, por otro lado, tengamos a un médico que sí ha cometido abusos y ha violado, abusando de poder”, expresó ante la concurrencia.

La denunciante también aseguró que el doctor Zeledón Sanabria tiene contactos con el partido gobernante, puesto que un grupo de personas allegadas a él han intercedido ante la ministra de Salud, Sonia Castro, para que no lo destituyan.

“Pero esto no es un asunto partidario, sino que es más una responsabilidad institucional y de derechos humanos de las mujeres. Espero que las mujeres de Jalapa tengan justicia”, concluyó.