•  |
  •  |
  • END

Las violaciones y el maltrato físico hacia mujeres es tema que preocupa a muchos e involucra a diversos sectores de la sociedad, así lo aseguró ayer Ligia Arana, Directora del Programa Interdisciplinario Estudios de Género de la UCA, durante la conclusión del Diplomado Superior de Comunicación, Género y Desarrollo Humano.

Según la especialista, este problema no sólo es responsabilidad del Estado y de todas las instituciones que lo conforman, sino también de todas las organizaciones de la sociedad civil, de las instituciones públicas, privadas y académicas.

La dependencia de las mujeres
“Se han hecho algunos esfuerzos por crear leyes y políticas para la reducción de la violencia, la generación de las comisarías de la mujer, eso realmente significa un apoyo, pero no es suficiente”, explica.

Asegura que cada vez más se denuncian casos, “el problema es que todavía hay algunos obstáculos, no sólo en la parte jurídica sino de la misma formación de la mujer, que está formada en una dependencia muy grande tanto emocional hasta material hacia los hombres”, agregó.

PNUD fortalece comisarías
Claudio Tomasi, representante adjunto del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD, asegura que en el tema de violencia hacia la mujer y la discriminación de género, intrafamiliar y sexual, las estadísticas son muy claras, por eso se debe seguir un trabajo de sensibilización para que estos fenómenos disminuyan e inclusive lleguen a desaparecer.

“Nosotros estamos involucrados en un programa con la Policía Nacional, de fortalecimiento de las comisarías de la mujer en los diferentes departamento del país, para poder brindar una atención especial y específica a las mujeres”, expresó Tomasi.

Además, según el representante, no es lo mismo para una mujer llegar a una comisaría y recibir un trato que “no es apropiado”, a que asista a un lugar donde haya gente preparada y sensibilizada justamente para atenderla en temas de violencia psicológica y sexual que puedan haber sufrido.