•  |
  •  |
  • END

La cumbre del clima celebrada este año en México podría seguir el mismo destino que la realizada el pasado año en Copenhague, y resultar un rotundo fracaso para los países que, como Nicaragua, sufren los estragos del cambio climático ocasionado por los países industrializados, según indicó el ambientalista Kamilo Lara.

A la cumbre asisten representantes de los 194 países que participan, entre ellos Nicaragua como parte del Consejo Indígena de Centroamérica (CICA) y el ALBA. Dicha cumbre es realizada para discutir la situación global del medio ambiente, especialmente, el efecto nocivo del cambio climático. Sin embargo, Kamilo Lara asegura que “este evento se ha politizado, no se llega a ningún acuerdo y el medio ambiente se sigue deteriorando”.

La cumbre del clima inició el 29 de noviembre y concluirá este 10 de diciembre. La propuesta que llevaba Nicaragua, al igual que el resto de países centroamericanos, exceptuando Costa Rica y Panamá, ha sido calificada como excelente por el presidente del Centro Humboldt, Amado Ordóñez.

“La propuesta de los países centroamericanos es adecuada y excelente, pues se solicita que los países que aportan mayoritariamente a la contaminación y creación del efecto invernadero, le transfieran a los países del Tercer Mundo, como Nicaragua, tecnología y retribución económica para que se logre la adaptación a dichos cambios del medio ambiente”, expresó Ordóñez.

Una meta inalcanzable
Aunque la propuesta de Centroamérica es buena, el ambientalista Amado Ordóñez añade que, hasta la fecha, “no se ha jugado un buen rol en el proceso negociador, por lo tanto no ha conseguido buenos resultados”.

La comunidad internacional debe alcanzar un acuerdo que establezca las metas y acciones de reducción de contaminantes (atmosféricos) que deben ser legalmente vinculantes, una vez que expire Kyoto en 2012, agrega Kamilo Lara.

“Vinculante en la medida que sea legalmente obligatorio para todos los países y contemple la verificación de las reducciones realizadas. Una declaración política no es suficiente. Necesitamos hechos”, señaló.

Consecuencias devastadoras
Según los expertos, habrá un período de alta vulnerabilidad durante los próximos años, habrá una duplicación de la temperatura que se ha registrado en las últimas décadas y afectará devastadoramente a los países más pobres como Haití, Honduras y Nicaragua.

Tanto Amado Ordóñez como Kamilo Lara coinciden en que si no llegan a un verdadero acuerdo por el bien del ecosistema mundial, “todo terminará en un rotundo fracaso, incluso muchas vidas”.

“Esa cumbre es como una carta al Niño Dios, de una Navidad que nunca llegará”, manifiesta el ambientalista y miembro del Foro Nacional de Reciclaje (Fonare), Kamilo Lara.