•   Tegucigalpa  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, afirmó hoy que investigará la denuncia sobre el surgimiento de un posible conflicto con Nicaragua por la supuesta remoción de mojones en un sector fronterizo.

Lobo indicó brevemente, en una entrevista con el programa "Frente a Frente" del Canal 5 de la televisión hondureña, que va "a revisar un poco qué es lo que está pasando allí" y que se debe "tratar de que no degenere esto porque se tiene que poder arreglar".

Según el diario local El Heraldo, que a la vez cita versiones de Managua, al menos tres mojones de la línea fronteriza entre Honduras y Nicaragua fueron cambiados de lugar ilegalmente "por cooperativas hondureñas que operan en el sector" y cultivan camarón. Los monumentos supuestamente fueron movidos en el sector de Los Perejiles y señalizan un sector fronterizo entre Choluteca (Honduras) y Somotillo (Nicaragua), de acuerdo con la versión de prensa.

El rotativo añade que, sin embargo, el alcalde de Somotillo, Kenny Espinoza (sandinista), señaló que el problema surgió por la desviación del río Guasaule, fronterizo entre los dos países, como producto de las inundaciones que en 1998 causó el huracán "Mitch". Según pobladores nicaragüenses, como producto de la desviación del río, hondureños no identificados han adquirido unas 100 manzanas (unas 70 hectáreas) de tierra nicaragüense y han expulsado a productores de Somotillo y Santo Tomás del Nance (Nicaragua).

Por ello, esos pobladores han pedido que el gobierno mande dragar el río, algo similar a lo que ocurre en el río San Juan, fronterizo con Costa Rica, con el que Nicaragua mantiene un conflicto. Sin embargo, siempre de acuerdo con la publicación, el jefe del Segundo Comando Militar Regional del Ejército de Nicaragua, coronel Juan José Sevilla, descartó que el problema tenga que ver con el río. "Ahí nada tiene que ver con desvíos de agua, ahí unieron la empresa camaronera en territorio de los dos países, en una cooperativa que era propiedad de la chinandegana Adilia Sirias, tengo nombres y apellidos", expresó Sevilla, según El Heraldo. Indicó que el Ejército de Nicaragua ya informó del asunto a la Cancillería de ese país.

Los mojones supuestamente movidos corresponden a la frontera delimitada por un laudo del Rey Alfonso XIII de España, de 1906, y que fue ratificado en 1960 por un fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya.