•  |
  •  |
  • END

Durante 2010, la CPDH lleva contabilizados cinco casos por negligencia médica. De éstos, ninguno ha llegado ante un juez, y tres de ellos llevan dos años en proceso de investigación. El CENIDH reporta un total de 12 casos.

Pablo Emilio Cuevas, asesor legal de la CPDH, se muestra sorprendido ante la inusitada beligerancia con que han actuado las autoridades en el caso de la anestesióloga Auxiliadora Rodríguez, quien fue hallada culpable de homicidio doloso en un proceso que sólo demoró tres meses.

“Nosotros creemos que aquí hay elementos políticos de por medio, porque la doctora Auxiliadora Rodríguez pertenecía a un sindicato que no era afín a Fetsalud. Y si partimos del hecho de que este fallo se hizo en tiempo récord, podemos especular que hubo vicios en el sistema”, comenta.

En cuanto a la tipificación de homicidio doloso, Cuevas también tiene sus reservas.

“Las negligencias médicas siempre han sido tipificados como homicidios imprudentes, porque sabemos que ningún médico se levanta en la mañana con la intención de matar a alguien. Esta tipificación es totalmente atípica y muy extraña. Pero ese craso error podría beneficiar a la familia, porque pueden pedir la anulación del juicio”, asegura.

“Hay tráfico de influencias”

Según el Lic. Norwin Solano, del Cenidh, aquí es obvio que hubo un tráfico de influencias.

“De los 12 casos de negligencia médica que estamos manejando, sólo cuatro han llegado ante un juez en un período de 11 meses, los otros siguen en la parte procesal penal. Por eso nos sorprende la rapidez con que se manejó el caso de la doctora Auxiliadora Rodríguez. Y lo peor es que la responsabilidad ha recaído en ella y no en la clínica, porque si ésta no prestaba las condiciones para realizar el procedimiento, el Minsa tenía que haber actuado y sancionarla, pero no lo hizo”, señaló.