José Luis González
  •   LEÓN  |
  •  |
  •  |
  • END

La celebración de la Purísima este 7 de diciembre es una de las tradiciones religiosas más representativas que continúa arraigada en todo el país, y en particular en el pueblo de León.

En esta localidad, el fervor religioso en honor a la Virgen María tiene mucho mayor ímpetu, y en esta fecha se unen el esfuerzo y el talento de decenas de familias e instituciones que confeccionan gigantescos y atractivos altares que, entre otras cosas, conservan el arte y la cultura nicaragüense.

El Departamento de Cultura e Historia de la Alcaldía, a través del Concurso de Altares Marianos, premiará a las tres mejores escenografías, de un total de 200, que previamente se han inscrito para tal fin.

“Es de gran satisfacción para mi familia participar en un concurso de altares, una tradición que nos han heredado nuestros padres. A pesar de las dificultades económicas hacemos el esfuerzo por elaborar un altar a Nuestra Madre de los Cielos”, dijo Esperanza Peralta, de 58 años, habitante del barrio El Laborío, quien además se inscribió en dicho concurso.

Eveling Rojas, vocera de la Alcaldía de León, entre los criterios tomados en cuenta por el jurado en el concurso de altares, resalta el interés de que sean elaborados con materiales naturales o sintéticos de la industria nicaragüense, que se promueva la música y los cantos de la Purísima. Asimismo, que la “gorra” u obsequios que sean entregados a los visitantes, sean dulces, bebidas, artículos artesanales y objetos religiosos.