•  |
  •  |
  • END

El presidente ejecutivo del Instituto Nicaragüense de Seguros y Reaseguros (Iniser), Eduardo Halleslevens, rechazó el informe del auditor interno de esa entidad, y señaló la posibilidad de que Dominga del Socorro Balladares, coludida con un comisionado mayor de la Policía Nacional, realizara un fraude en contra del Iniser, sobre un supuesto siniestro en Bilwi.

“La situación realmente presentada es la afectación patrimonial causada al Iniser como víctima de un fraude, en cuya consumación de la conducta penalmente típica, figura la asegurada como autora directa del hecho, con cooperación necesaria del funcionario de la Policía Nacional, a quienes deben imputárseles exclusivamente las responsabilidades que procedan”, dice una carta enviada al auditor interno del Iniser, René Jarquín.

Balladares ayer habló con EL NUEVO DIARIO en Chinandega, y rechazó los señalamientos, asegurando que lo único que hizo fue reclamar el pago de la póliza que tenía con el Iniser, por desastres naturales y no por incendio, de un millón 580 mil córdobas, pero presionada por las autoridades de la aseguradora, que le indicaron que al no estar al día con las cuotas, era mejor que negociara y aceptara la mitad del total.

Halleslevens, en la carta que envió el pasado 20 de febrero al auditor Jarquín, y de la cual también tienen copia los contralores, rechazó el informe de auditoría interna que remitió al ente fiscalizador, en donde habla de las irregularidades cometidas en el caso del pago de los 750 mil córdobas, por considerarlo desacertado y falto de objetividad.

Fue el mismo Halleslevens quien mandó a la Contraloría la auditoría del caso de los 750 mil córdobas y la de los accidentes “fantasmas”, por medio de los cuales una red --formada por empleados de la aseguradora estatal, oficiales de Tránsito y terceras personas-- ha estado estafando al Iniser.


Lo que omitió el auditor, según Halleslevens
El titular del Iniser indicó que la prima de la póliza les obligaba a pagar el seguro, pero que como Balladares no estaba al día, procedieron a negociar con ella, hasta que se llegó a un acuerdo.

Sobre la supuesta falta de inspección y existencia de los bienes asegurados antes del evento, Halleslevens señala que fue cumplido por el intermediario de seguros, lo cual es permitido por la Ley General de Instituciones de Seguros.

Al referirse a la falta de inspección de los bienes siniestrados, el presidente del Iniser señala que el reclamo de Balladares fue por “pillaje” ocurrido en el negocio conocido como El Baratón No 1, después del paso del huracán Félix, por lo que el ajustador no podía presentar formalmente un informe de mercancía que había desaparecido, pero que sí hay fotos que demuestran que llegaron al sitio.

“Consideramos totalmente desacertadas las afirmaciones y juicio de valor que constituyen las condiciones de los hallazgos planteados, ya que carecen de un lenguaje objetivo, con criterios de medición equívocos que desequilibran el contenido del informe.

“Asimismo, las conclusiones planteadas carecen de una razonabilidad suficiente para llegar a sostener que existe un posible perjuicio económico hasta por la suma de los 750 mil córdobas, que conlleva responsabilidad civil en las actuaciones de los funcionarios involucrados”, señala Halleslevens.

El informe de auditoría interna del Iniser revela que el pago de este reclamo estuvo autorizado por Halleslevens y Guillermo Jiménez, vicepresidente técnico, basado en el informe que rindió la Policía Nacional con fecha 22 de octubre de 2007, el cual fue firmado por el comisionado mayor Francisco Gaitán Chávez, jefe de la Delegación Regional de Puerto Cabezas.


“Conducta criminalmente típica”

“Iniser posiblemente fue víctima de una conducta criminalmente típica de parte de una o de varias personas, que actuando de manera coludida, son las causantes del perjuicio, y no los funcionarios que intervinieron en el acto administrativo”, plantea Halleslevens. Ayer no fue posible hablar con Gaitán, y las autoridades policiales no quisieron comentar el asunto.

Gaitán, quien al parecer será pasado a retiro próximamente, en años anteriores fue segundo jefe departamental de Chinandega, de donde es originaria Balladares.


“El fraude me lo hicieron ellos”, dice Balladares
Dominga del Socorro Balladares, rechazó ayer los señalamientos de Halleslevens.

“En todo caso, quienes me hicieron fraude fueron ellos, que me obligaron a recibir sólo el 50 por ciento del total de mi póliza. Es falso que yo me haya puesto de acuerdo con alguien para que se me pagara. Me dijeron: o acepta el 50 por ciento o nada, ¿y qué otra opción tenía? Ninguna, tenía que aceptar”, expresó Balladares, quien aseguró no conocer al comisionado mayor Gaitán. Dijo que las negociaciones en un inicio se dieron vía telefónica con Guillermo Jiménez, y que luego se mantuvo el contacto por medio de Miranda Correduría S.A., que fue la que le vendió la póliza de seguro. A la vez, aseguró que nunca llegó nadie del Iniser a inspeccionar el bien que habían asegurado. “Cuando llegaron a ver, el huracán se lo había llevado todo”, dijo.

“Yo tenía deudas en el mercado y hasta me investigaron para ver si era cierto que las tenía, y en virtud de que no me dieran nada, acepté la negociación por medio de Azucena Alvarado, y al final agarré lo que me dieron, lo cual no quiere decir que sea lo correcto, porque yo pagué en tres años más de 70 mil córdobas en cuotas”, agregó.

Ayer insistimos en entrevistar al titular del Iniser, pero en la oficina de prensa nos dijeron que se pronunciará públicamente hasta que la Contraloría emita una resolución.


(Con la colaboración de José Adán Silva y Róger Olivas)