Ernesto García
  •  |
  •  |
  • END

Los consumidores ya no tendrán acceso a los antigripales que contengan la sustancia fenilpropalamina, ya que un estudio realizado por los científicos de la Facultad de Medicina de Yale, demostró una correlación directa entre su consumo y la incidencia de derrames cerebrales, presión alta, artritis, diabetes y depresión, principalmente en mujeres, aunque los hombres no están exentos de riesgo.

La fenilpropalamina es una droga que se usaba como uno de los ingredientes principales para la elaboración de medicamentos contra la tos, la congestión nasal y el resfriado común, así como en productos de venta libre para bajar de peso.

Entre los medicamentos que se retiraron del mercado nicaragüense están el Claritine D, el Fenil, el Contac, el Desenfriol, la Alegra D,el Desaler, el Fluvirin, el Gex, el Rinopron, el Cloritussal, el Coricidin, la Tabcin y la Panadol (aunque estas últimas ya están disponibles con una nueva fórmula libre de dicha sustancia).

Minsa informó a farmacias

Según Alberto Lacayo, Presidente de la Asociación de Farmacias Unidas de Nicaragua, el retiro de estos medicamentos se hizo tras una comunicación formal de Minsa.

“A todas las farmacias se nos informó sobre los efectos adversos de estos medicamentos, así que hicimos un inventario donde los recopilamos y los pusimos a disposición de las casas distribuidores, las cuales se encargaron de recogerlos y de emitirnos una nota de crédito para futuras compras”, explicó.

Posteriormente, las casas comerciales decidieron sustituir la fenilpropalamina por Pseudoefedrina, hasta que se comenzó a usar en el mercado negro para fabricar éxtasis.

Onida Rojas Espinoza, dueña de la farmacia Lomas del Valle, explica la situación.

“Lo que pasó fue que tras el retiro de los medicamentos con fenilpropalamina, las casas comerciales lo sustituyeron por pseudoefedrina hasta que se descubrió que laboratorios clandestinos extraían esta sustancia para elaborar éxtasis. Así que decidieron sustituirla por fenilnefrina, sustancia que está siendo usada actualmente en todos los antigripales”, indica la licenciada Rojas.

El Raductil y su genérico Sibutramina, de la casa comercial Abott, también acaba de ser retirada de las farmacias del país, ya que otro estudio de la FDA, demostró que su consumo guarda una relación directa con problemas cardíacos irreversibles.

Según Lacayo, esto demuestra el interés del Ministerio de Salud por preservar la salud de los ciudadanos.

“Pensamos que es positivo que el Minsa se preocupe por trabajar de forma coordinada con la FDA, ya que esto permite proteger a los nicaragüenses de futuras enfermedades”, enfatizó Lacayo.