•  |
  •  |
  • END

El presidente Daniel Ortega subestimó y se burló anoche del robo de computadoras a los obispos, y dijo que a su asesor, Paul Oquist, le robaron la suya y no se le ocurrió pedirle a la Policía que investigaran a “la embajada yanqui”.

Esta alusión le dio a Ortega oportunidad de referirse a las filtraciones de WikiLeasks, de las que dijo no eran nada nuevo, ya que para nadie es un secreto lo que los yanquis hicieron en Nicaragua y los condenó La Haya, así como sus crímenes y torturas en Irak y Afganistán.

Excusó al presidente Obama, a quien dijo pueden asesinarlo, como lo hicieron con Kennedy.

Ortega también anunció una nota de protesta a Costa Rica por la orden internacional de captura a Edén Pastora.

Leyendo una serie de cables internacionales, el mandatario puso en duda la legalidad de los barcos militares de EU en Costa Rica, según las protestas que se están haciendo en ese país, e insistió en el diálogo bilateral con testigos como Venezuela y México, que ya aceptaron la mediación.