•   MANAGUA  |
  •  |
  •  |

Miembros de tres cooperativas de taxis de Granada se encontraban apostados frente a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) en demanda de una pronta resolución al Recurso de Amparo que introdujeron hace cinco meses ante este Poder del Estado, en el cual solicitan la suspensión de nuevas concesiones a conductores que no cumplieron con el procedimiento requerido para circular.

Según José Rigoberto Gonzáles Cruz, presidente de la cooperativa La Gran Sultana, ésta es la tercera vez que se plantan frente a las instalaciones de Poder Judicial solicitando la resolución del amparo, y afirmó que el gremio espera obtener hoy una respuesta positiva, cuando se desarrolla la última Corte Plena del año.

Otros manifestantes de las cooperativas Carlos Núñez Téllez e Independiente se mostraron optimistas en conseguir una solución al problema, que surgió después que el alcalde de Granada, Eulogio Mejía, otorgara 120 concesiones para brindar el servicio de transporte selectivo en esta ciudad sin cumplir los requisitos de ley. De acuerdo con González Cruz, cada concesión fue cobrada entre 5.000 y 6.000 dólares, dinero que aparentemente "no fue a parar a las arcas de la municipalidad".

Los manifestantes, a espera de ser atendidos por los magistrados, lanzaban morteros y colocaron autoparlantes para avivar su protesta.