•   COCO BEACH  |
  •  |
  •  |
  • Agencias

Los mandatarios centroamericanos culminaron hoy una cumbre en Belice destinada a preparar una conferencia de seguridad en 2011, con el anuncio de que Costa Rica y Nicaragua aceptaron dialogar para tratar de superar su diferendo fronterizo.

Minutos antes de que el primer ministro beliceño, Dean Barrow, abriera la cumbre en una isla caribeña, el presidente guatemalteco, Alvaro Colom, anunció que Costa Rica y Nicaragua aceptaron una invitación de Guatemala y México para iniciar un diálogo. "Los gobiernos de Guatemala y México ofrecieron a los gobiernos de Costa Rica y Nicaragua fungir como facilitadores en un mecanismo informal de diálogo y concertación política con el objetivo de propiciar, mediante el acompañamiento de otros países latinoamericanos y caribeños, la distensión entre las partes y generar un ambiente propicio de diálogo que contribuya a una solución satisfactoria de su actual diferendo", declaró Colom al leer un comunicado. "Los gobiernos de Costa Rica y Nicaragua aceptaron dicho ofrecimiento", agregó el mandatario guatemalteco.

La cumbre tuvo por finalidad discutir asuntos de seguridad, pero la disputa entre Nicaragua y San José acaparó la agenda. "Tengo el honor de darles la bienvenida a Belice y a esta maravillosa isla", comentó el primer ministro Barrow en su discurso de apertura de la cumbre, en Coco Beach, un balneario de la isla de Ambergris Caye, uno de los principales destinos turísticos de la ex colonia británica.

Costa Rica aprecia esfuerzo de Colom
Por su parte, el gobierno de Costa Rica manifestó hoy que "aprecia" los esfuerzos realizados por Guatemala para propiciar un diálogo con Nicaragua que ayude a resolver el litigio fronterizo que mantienen ambos países. "Costa Rica expresó hoy su alto aprecio por los esfuerzos integracionistas liderados por el gobierno de Guatemala del presidente Álvaro Colom, con el concurso de otras naciones amigas, para facilitar una solución a la actual crisis con Nicaragua, por la incursión de militares armados y la destrucción grave de un humedal", indicó la Cancillería en un comunicado.

"Costa Rica, como país de paz y de diálogo, da la bienvenida y agradece los anuncios de participación expresados por naciones amigas como Guatemala y México, así como de otros países de Iberoamérica y el Caribe", añade la nota oficial.

Para San José, es necesario analizar con detenimiento la "conformación y los mecanismos de trabajo" de este eventual grupo para que "se tome en cuenta los procedimientos en curso ante la Corte Internacional de Justicia y otros organismos internacionales". La Cancillería tica subrayó que "toda gestión en este asunto debe atender y resolver el tema de la defensa y soberanía territorial de Costa Rica y, por lo tanto, superar en primer lugar, la situación de ocupación por parte de fuerzas armadas de Nicaragua".

Sólo cuatro gobernantes acuden a cumbre
A la cumbre acudieron sólo cuatro gobernantes de los ocho países del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), que tiene a dos de sus miembros sumidos en un conflicto fronterizo desde hace casi dos meses. Por los otros cuatro países del bloque acudieron vicepresidentes, ministros o viceministros.

Los mandatarios llegaron en lanchas de guardacostas desde la Ciudad de Belice, donde fueron recibidos por una guardia militar. Desde la playa al salón de reuniones viajaron en carritos de golf (uno por cada país) y tanto gobernantes como ministros y guardaespaldas vestían guayaberas blancas.

Los únicos que vestían traje (aunque sin corbata) eran los representantes de los dos países en conflicto: el vicepresidente costarricense Alfio Piva y el ministro de Comercio nicaragüense, Orlando Solórzano. Piva y Solórzano acudieron en representación de sus respectivos presidentes, Laura Chinchilla y Daniel Ortega. Tampoco asistió el mandatario panameño Ricardo Martinelli ni el de República Dominicana (país asociado al SICA), Leonel Fernández, quienes fueron representados por viceministros en esta cita.

Preparan conferencia internacional de seguridad
La cumbre, programada desde meses antes de que se desatara el diferendo a mediados de octubre, preparó una conferencia internacional de seguridad para el istmo, programada para el 8 y 9 de junio de 2011, y buscar formas de regularizar las reuniones de los presidentes de los países del SICA.

Managua y San José están enfrentados por una pequeña isla fluvial en el fronterizo río San Juan, cerca del Caribe, donde Costa Rica denunció una invasión militar nicaragüense y daño ambiental en su territorio. El caso ya llegó a la OEA y la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

Con 40 millones de habitantes, el 44% de ellos sumidos en la pobreza, Centroamérica vive este nuevo conflicto fronterizo cuando conmemora los 50 años del inicio del proceso de integración regional, con el Tratado de Managua, suscrito el 13 de diciembre de 1960.

La OEA saluda intentos por reanudar el diálogo entre Costa Rica y Nicaragua
La Organización de Estados Americanos (OEA) agradeció hoy la disposición de México y Guatemala para facilitar que Costa Rica y Nicaragua reanuden el diálogo para solventar la disputa fronteriza que mantienen desde octubre.

El secretario general de la OEA, Jose Miguel Insulza, consideró "indispensable" la reanudación del diálogo "para conseguir que dos países hermanos mantengan, independientemente de la controversia, una relación de amistad", indicó en un comunicado.