Matilde Córdoba
  •  |
  •  |
  • END

El presidente Daniel Ortega aseguró ayer que en la zona de Harbour Head, en la desembocadura del Río San Juan, no hay fuerzas permanentes del Ejército de Nicaragua.

La presencia de tropas en esa zona, que Costa Rica reclama como suya, pero que según los laudos y tratados que delimitan la frontera entre ambos países es de Nicaragua, ha sido el principal foco del diferendo entre ambas naciones.

Durante un acto público donde recibió las cartas credenciales de los embajadores de Polonia y Eslovaquia, Ortega se refirió al diferendo, y afirmó que “tanto la Policía como el Ejército han patrullado en la zona que de acuerdo con el Laudo Cleveland” pertenece a Nicaragua.

“En la laguna de Harbour Head, en el caño que se ha limpiado, un espacio de 2.7 kilómetros, donde eventualmente se patrulla, no hay fuerzas permanentes”, agregó.

Costa Rica condicionó nuevamente el diálogo a la salida de las tropas del Ejército que, se supone, permanecen en la zona. Esta condición no ha sido aceptada por Managua, que el martes pasado aceptó dialogar con San José en presencia de países amigos.

Pese a que aseguró que no hay tropas establecidas en la zona en disputa, Ortega reiteró que el diálogo no debe estar sujeto a condicionamientos, porque considera que de esta forma Costa Rica está “renegando de lo que habían acordado”.

“Niega el compromiso asumido por su vicepresidente allá en Belice, descalifica el esfuerzo de Guatemala y México, y lo que hace es irrespetar a estas naciones hermanas que con la mejor buena voluntad dedican tiempo y esfuerzo”, criticó.

Según Ortega, “sería absurdo que se organice un grupo de amigos y que se convierta esto en un arbitraje. Se trata de destensar (y) no beneficia la forma en la que Costa Rica está tratando esto”.

Ortega solicitó el martes pasado a su homólogo de Guatemala, Álvaro Colom, que fungiera como coordinador del diálogo. Costa Rica aplaudió la presencia de países de la región, pero emitió una nota de prensa en la que reitera “que toda gestión en este asunto debe atender y resolver el tema de la defensa y soberanía territorial de Costa Rica y, por lo tanto, superar en primer lugar, la situación de ocupación por parte de fuerzas armadas de Nicaragua”.

Este tema fue abordado ayer en la XXXVI Cumbre Ordinaria de Jefes de Estado del SICA.