•   SAN JOSÉ  |
  •  |
  •  |

La presidenta Laura Chinchilla anunció esta mañana la aplicación de mayores medidas de vigilancia y control en la frontera norte, a raíz del conflicto con Nicaragua por la ocupación en territorio costarricense aledaño a isla Calero.

El monitoreo electrónico de los movimientos en la zona limítrofe y la instalación de un cableado para regular la navegación sobre el río Colorado son algunas de las acciones mencionadas esta mañana, en una actividad de la Presidenta para informar a la prensa de las labores del año que termina.

Además, se decidió regular el transporte de alimentos y combustibles en la zona cercana a isla Calero para evitar dar facilidades a las cuadrillas y soldados nicaragüenses.

Las autoridades costarricenses también exploran escenarios legales para procesar a nacionales que hayan dado facilidades a las tropas del país del norte, lo cual la mandataria consideró “traición a la patria”.

En el ámbito político, Chinchilla reiteró su aceptación a la mediación ofrecida por presidentes latinoamericanos pero advirtió que cualquier proceso tiene como punto inicial el retiro de las tropas de Nicaragua.

El conflicto con el gobierno de Daniel Ortega hará que Chinchilla se abstenga de salir a vacacionar en los días festivos venideros. “Debo estar atenta a lo que ocurra con este problema”, aseguró.