•   SAN JOSÉ  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, aseguró hoy que la mediación de Guatemala, México y cualquier otro país es "bienvenida", pero reiteró que sólo dialogará tras el retiro de las tropas nicaragüenses de un sector de la Isla Calero, en la frontera entre ambas naciones.

En una rueda de prensa, la mandataria afirmó que aprueba las gestiones "de buena voluntad" realizadas por el presidente guatemalteco, Álvaro Cólom, en el marco de la Cumbre del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) ayer en Belice, para resolver el litigio fronterizo que mantiene con Nicaragua desde finales de octubre. No obstante, Chinchilla enfatizó que Costa Rica no aceptará nunca un diálogo "sin condiciones" como solicita el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.

"Queremos condiciones justas para dialogar que garanticen igualdad entre las partes, eso supone la retirada de las tropas nicaragüenses de territorio costarricense (...) nunca vamos a renunciar a esas condiciones", manifestó.

"Es muy fácil para don Daniel decir que quiere un diálogo sin condiciones. Eso es lo mismo que le dice un agresor a su víctima cuando van a conciliar a un juzgado; cuando un violador viola a alguien le dice que no tiene problema en negociar, pero la víctima nunca se va a sentar si no se establecen condiciones de diálogo porque evidentemente las condiciones no son iguales", expresó Chinchilla. La presidenta enfatizó: "negociar sin condiciones es garantizarle condiciones favorables a Nicaragua y nosotros no lo vamos a aceptar".

Por su parte, Ortega criticó anoche la actitud de Costa Rica, acusando a este país de "descalificar" el proceso para propiciar un diálogo. "Lo que hace Costa Rica es descalificar e irrespetar a las naciones hermanas que dedican tiempo y recursos para acercar posibilidades de un diálogo", declaró el mandatario sandinista a medios de su país.

San José y Managua están enfrentados desde hace casi dos meses, luego de que Costa Rica acusara a Nicaragua de invadir su territorio y causar graves daños ambientales a un humedal durante el dragado del fronterizo río San Juan. Ortega sostiene que sus soldados están en territorio nicaragüense en labores de lucha contra el narcotráfico.