•  |
  •  |
  • END

Como una forma de respaldo a la doctora Auxiliadora Rodríguez Zapata y para alertar a la ciudadanía nicaragüense acerca de las “pésimas” condiciones en que se trabaja en las instituciones del Ministerio de Salud, Minsa, los médicos agremiados en las diferentes asociaciones independientes (no están adscritos a Fetsalud) reiteraron la continuación de los paros laborales en todos los hospitales públicos del país.

Desde que la anestesióloga Rodríguez Zapata fue acusada y arrestada por el delito de acción por omisión a título de dolo eventual en perjuicio de Alicia Indira Fernández Romero, sus compañeros de trabajo han venido efectuando paros en los hospitales “Antonio Lenín Fonseca” y “Bertha Calderón”, sin embargo, los galenos garantizan que sólo dejarán de atender el área de consulta externa durante dos horas diarias en todo el territorio nacional, y que no desatenderán los casos de emergencia.

Uno de los médicos del “Bertha Calderón” aseguró que las autoridades del Minsa llegaron a ese centro hospitalario la noche del jueves, para amenazar con despido, y a sacar de sus especialidades a los residentes que apoyan el paro.

Vacaciones para evitar paro

“Ellos están confundiendo nuestro acto con algo político, y dicen que estamos en contra del gobierno y del Minsa, pero eso no tiene nada que ver. La Dirección mandó de vacaciones a todo el personal, se pensaba que hasta el 23 se iba a trabajar, pero desde hoy estamos libres y regresemos hasta el cinco de enero, por el momento trabajarán sólo los turnos”, comunicó el galeno.

Asimismo, reiteró que no piensan desistir, por el contrario, al reintegrarse en sus labores, también reiniciarán sus protestas.

No se pronuncian sobre inocencia

La doctora Ivette Pilarte, ex presidenta de la Asociación Médica Nicaragüense, aseguró: “Protestamos para que la doctora sea juzgada por un equipo técnico, no por gente que no conoce lo que sucede a la hora de una emergencia. Que sea tratada como una profesional, porque nadie se levanta pensando que va a matar a alguien, y ese es el homicidio doloso y no es cierto, el médico siempre hace lo último, lo que más se pueda hacer por un paciente, y lo llora igual que un familiar, porque nadie quiere que se le muera”, manifestó Pilarte.

Agregó que ellos no aducen si la anestesióloga es inocente o no, ya que no forman parte del comité ni de las personas que han estado cerca del expediente, además, “a la hora de una emergencia se hace todo, pero no estuve yo ahí para verificar si se hizo o no se hizo algo. En este caso, lo que nosotros queremos es que realmente quienes nos vayan a enjuiciar sepan de lo que están hablando”.

“Si hay problema, que lo corrijan los médicos”

El doctor Leonel Argüello, Presidente de la Sociedad Nicaragüense de Medicina General, Sonimeg, reiteró que si existe un problema entre los médicos, lo más indicado es que sea corregido por médicos. No se puede juzgar a una persona si no se sabe de qué se trata.

Recordó que hace unos seis años, en el país se operó a varios adultos mayores, de ellos, entre 10 y 14 pacientes quedaron ciegos, entonces la jueza dijo en ese tiempo, que los médicos intencionalmente habían agarrado la pseudomona y la habían puesto en los ojos de los pacientes, y la pseudomona es un microorganismo que no se mira y no se puede agarrar con la mano e introducirla.

“Por lo tanto, es muy difícil pedirle a una juez que sepa de medicina, como esta jueza (Adela Cardoza), que está acusando a una médico por homicidio doloso. Con esto le está diciendo: usted iba con la intención de matarla”, expresó.

“Este problema de ahorita es una cuestión estructural. Condenando a la doctora no se está solucionando nada. Además, los familiares creen que se hizo justicia, pero no es así, porque justicia se hace resolviendo el problema. El Minsa debe acatar estas recomendaciones y darse cuenta de que los muertos hablan, mandan señales para mejorar esta situación”, añadió.

EL NUEVO DIARIO buscó una vez más la versión del doctor Gustavo Porras, dirigente de Fetsalud, pero no respondió las llamadas, y en su oficina dijeron que no se encontraba.

De igual forma, este rotativo asistió a una sesión convocada por el Silais de Río San Juan, en ese departamento, a la que asistieron la ministra de Salud y el secretario general, pero este último mandó a decir que no estaba permitida la cobertura periodística de este medio.