•  |
  •  |
  • END

Durante la última sesión ordinaria de la comuna capitalina, además de discutir una partida gubernamental de un millón de córdobas para reforestar y colocar rótulos en un amplio sector del lago Xolotlán, que será declarado inhabitable por la comuna, se produjo un fuerte altercado entre la alcaldesa designada Daysi Torres y el concejal liberal Leonel Teller, por señalamientos de corrupción.

Ambos se acusaron mutuamente de que los miembros de sus respectivos partidos han sido beneficiados con jugosas coimas.

La discusión se dio al finalizar la lectura de los informes de las diferentes comisiones que conforman la comuna capitalina.

El concejal liberal Teller volvió a destacar que miembros de la Comisión Técnica del Irtramma estaban recibiendo hasta un mil 150 dólares por otorgar placas y tramitar concesiones.

“Sos un mentiroso, no hagás el show, porque el show es en la noche, ¿por qué no decís que los que reciben coimas son liberales?”, indicó enojada Torres.

Ante este señalamiento, Teller enfatizó que no importa quiénes están recibiendo las coimas, sino que se hiciera justicia, y posteriormente se subió al sitio donde estaba la alcaldesa, para ponerle frente a sus ojos la lista de 149 personas que pagaron coimas a funcionarios del Irtramma.

Posterior a este intercambio de palabras entre el Teller y Torres, el concejal del FSLN, Ismael Cardoza, presentó otros documentos que contrarrestaban los que poseían los miembros de la bancada liberal, los que mencionan que “Gilberto Xavier Alvarado fue denunciado por Gerardo Matus, quien le entregó 2 mil 500 dólares para trámites de placas, pero nunca las miró; jamás las recibió”.

CGR no ve corrupción

A pesar de estas denuncias, irónicamente, la concejal Teresa Lugo, de la Comisión Anticorrupción de la comuna, señaló que la gestión este año ha sido una de las más transparentes. “La auditoría que realizó la CGR vio correcta la gestión edilicia”, detalló.

Estas declaraciones están un poco alejadas de la realidad, ya que a inicios de este año hubo sustracción de unos diez millones de córdobas de las arcas de la comuna, a través de unos 25 cheques que habían sido firmados por funcionarios de la misma entidad.

Ante esto, Teller había señalado que “ese dinero robado era de la cooperación italiana, que pidió avances en el caso a la comuna, para justificar la perdida ante Roma, por eso es que hay personas detenidas que pasaron a la orden del juez, pero por eso mismo Suecia, Dinamarca, la Unión Europea y Francia, han retirado su ayuda, por la falta de transparencia en el manejo de los fondos”.

Uno de los últimos puntos que se discutieron en la última sesión ordinaria del año, es una partida presupuestaria de un millón de córdobas para poner rótulos y reforestar el área que se ubica entre los 37.50 y los 42.76 metros sobre el nivel del mar, y comprende una extensión de 6.82 kilómetros cuadrados. Ahí se sitúan barrios de los distritos Uno, Dos, Cuatro y Seis de la capital.

Informes no llenan expectativas

Según los concejales liberales, el pasado noviembre las autoridades de la comuna señalaron que llegaron al 75% de realización de los proyectos, pero ellos aseguran que esa cifra es falsa, porque en realidad no llega ni al 60%.