•   Bluefields  |
  •  |
  •  |
  • END

Autoridades del Gobierno Territorial Rama y Kriol (GTR-K), de la Comunidad de Monkey Point, solicitan por la vía judicial la reubicación de la base naval de los efectivos de la Fuerza Naval del Caribe, ubicada en la comunidad.

El hecho se registra luego de acusaciones de algunos miembros de la comunidad sobre la conducta de los militares, en la que mencionan el robo, violación y alteración al orden por parte de algunos miembros de la Naval. El 21 de octubre la enfermera Karla Sinclair, responsable del centro de salud; denunció que efectivos de la Naval sustrajeron varios artículos del centro. (Expediente No. 1298 enviado al Ministerio Público el 12-11-10).

Violaciones a menores
Señala el comunicado de la autoridad territorial “lo más preocupante de todo es la denuncia que hacen también los comunitarios de la práctica sistemática de violaciones en contra de alrededor de 13 niños y niñas de entre 9 y 16 años de edad por parte de los militares asignados durante todos estos años en el puesto militar”.

Allen Clair Duncan, Presidente de la Junta Directiva de la autoridad comunal, dice que se sienten amenazados y temerosos de las reacciones que han generado las denuncias, hasta el punto de manipular sus armas contra él y profesar amenazas de muerte en su contra, refiere Clair.

Otros intereses
Pero el capitán de Corbeta Ángel Fonseca Donaire, Jefe del Distrito Naval del Caribe Sur, niega las acusaciones de Clair y lamenta que las supuestas violaciones no se hayan tramitado en lugares correspondientes. “No sabemos cuál es el interés de este señor en desacreditar la institución, si existen esas supuestas violaciones deben seguirse por la vía correcta y no en la descalificación de nuestras fuerzas”.

Señala Fonseca que tras las denuncias y descalificaciones existen otros intereses, “son intereses personales y remarcados, que promueven la salida del Ejército porque mantenemos el control en la zona, y quizás se trate de algunas personas que estén vinculadas con la ilegalidad”.

Fuera de la comunidad
Los líderes solicitan que la base sea reubicada a 1,800 metros al Sur de la comunidad, con el fin de poner distancia entre los militares y la vida comunitaria, para disminuir las contradicciones con el liderazgo comunal de Monkey Point.

El 15 de diciembre la Capitanía de Puerto niega zarpe al señor Clair Duncan para dirigirse a Monkey Point en una panga del GTR-K, por lo que decide presentar el recurso. El 16 de diciembre la Sala Penal del Tribunal de Apelaciones de Bluefields emplaza al Capitán Fonseca Donaire para que en el término de 24 horas rinda informe sobre el Recurso de Exhibición Personal presentado y tramita “Habeas Corpus” a favor de líder de Monkey Point.

Ante los señalamientos, el capitán Fonseca dijo que la base será reubicada en otro terreno cercano a la costa, pero que la jefatura nacional responderá a los señalamientos porque es un asunto institucional y aclaró que Clair mantiene una campaña de desprestigio con los navales, desde que se dio un incidente en la comunidad y no se le permitió zarpar en la ruta Monkey Point–Bluefields, porque él y los ocupantes estaban en estado de ebriedad.