•  |
  •  |
  • END

El jefe del Estado Mayor del Ejército de Nicaragua, general Julio César Avilés, denunció ayer que Colombia está autorizando concesiones a empresas pesqueras hondureñas en el meridiano 82, lo que calificó como una “trampa” de ambos países en contraposición a los intereses de Nicaragua.

“Han estado otorgando concesiones pesqueras a países, a empresas hondureñas, esto es una trampa en el sentido que el que la acepta está validando la posición de Colombia en contraposición a los intereses de nuestra nación”, dijo.

Por ello, los altos mandos del Ejército han orientado a la Fuerza Naval incrementar el patrullaje y la vigilancia en esos espacios marítimos que le corresponden a Nicaragua, lo cual ha dejado como resultado la captura de cuatro barcos pesqueros honduro-colombianos en menos de dos semanas.


Trampas
“Llamamos la atención a no caer en ese tipo de trampa, porque es aceptar una concesión en un espacio marítimo que está planteado no le pertenece a Colombia y que es una frontera inexistente, según lo dicho por la Corte Internacional de Justicia el 13 de diciembre pasado”, agregó el alto jefe militar, quien advirtió que se debe estar atento a este tipo de “maniobras”.

“Aquí hay que destacar también que Nicaragua debe estar atenta a toda esa estrategia de Colombia de pretender esos espacios marítimos que le corresponden a nuestra nación”, insistió.

Pese a que la Fuerza Naval asegura estar ejerciendo su labor soberana en esos espacios marítimos y protegiendo a los pesqueros nicaragüenses que faenan en esas aguas, Avilés admitió que ha habido presiones diplomáticas y militares de parte de Colombia.

El caso más reciente se produjo el pasado 10 de febrero, cuando una fragata colombiana, a través de radios de comunicación, instaba a retirarse de esas aguas a un barco pesquero nicaragüense.


Presión colombiana
“No hubo una captura, pero sí hubo presión. En esa oportunidad mandamos dos lanchas rápidas inmediatamente, para comunicarse y determinar lo sucedido en ese sector con el capitán del barco Lady Di, que es el que estaba siendo intimidado por la fragata colombiana”, manifestó.

Sin embargo, Avilés instó a los pescadores nicaragüenses a no dejarse amedrentar.

“Los nicaragüenses debemos estar claros de que esas aguas nos pertenecen, que nuestros pescadores deben ir ahí a faenar, nosotros estamos apoyando a los pescadores para que faenen en esas aguas que nos pertenecen, y que Colombia debe entrar en razón de lo manifestado por la Corte, que no hay una frontera delimitada, y que esa frontera que ellos pretenden a partir del meridiano 82 no existe”, indicó.

Avilés se refirió también a las acciones diplomáticas que ha ejercido Colombia durante este conflicto, las cuales señaló como “intimidantes y hostiles”.


Caos y amenazas
El canciller colombiano Fernando Araujo, dijo recientemente que la postura de Nicaragua podría crear “caos” en la zona, y que Colombia “podría pensar que sus fronteras se extienden hasta la costa de Nicaragua”.

La Armada de Colombia incrementó desde hace semanas los controles en el Mar Caribe para evitar que más barcos nacionales intenten irrespetar “la frontera y se pasen hasta Nicaragua a realizar labores de pesca”, informó ayer en Bogotá la Radio Cadena Caracol.

El jefe de la Dirección Marítima colombiana, almirante Jairo Javier Peña, afirmó que a los barcos nacionales se les ha advertido sobre los inconvenientes de traspasar la frontera, y ante la insistencia de algunos de ellos por violar los límites, se empezarán a imponer sanciones que van desde multas económicas, hasta las suspensiones de las licencias de pesca.

Avilés denunció ayer que la Armada colombiana tiene en la zona equipos especializados que permiten detectar los movimientos de los barcos con licencia, y se está haciendo un monitoreo especial para que siempre estén en aguas colombianas.


Patrullajes y maniobras
Ese Gobierno confirmó que son ya tres los barcos que desde Colombia ingresaron sin permiso a Nicaragua y sus tripulaciones fueron detenidas por las autoridades de nuestro país.

“Había una posición de Colombia de tratar de intimidar a la nación nicaragüense, a través de voceros de la Cancillería y también una presencia de medios navales en ese sector”, dijo el alto jefe militar.

“Se han presentando situaciones hostiles manifestadas por autoridades de Relaciones Exteriores de ese país, y también por la presencia de medios navales. Nosotros hemos orientado a la Fuerza Naval incrementar el patrullaje, la vigilancia”, refirió Avilés.

Hace una semana, el Comandante en Jefe del Ejército, Omar Halleslevens, instó a los pescadores nicaragüenses a pescar en aguas al este del meridiano 82, por considerar que no existe ese punto de referencia como frontera con Colombia.

Ayer Avilés se pronunció al respecto después de la conclusión de una serie de maniobras que “normalmente” realizan en estos meses la Comandancia, el Estado Mayor General y los órganos que conforman la misma.