•   SAN CARLOS y MANAGUA  |
  •  |
  •  |
  • END

La ministra de Salud, Sonia Castro, el vice y el secretario general del sistema de salud público, doctor Guevara y Enrique Beteta, respectivamente, pasaron un mal momento, cuando el pasado viernes elementos encapuchados trataron de interceptar los vehículos donde iban, pero al no detenerse realizaron dos disparos, sobre la carretera San Carlos-Acoyapa.

Los altos funcionarios habían participado en una encerrona en el auditorio de La Fortaleza, donde realizaron la Jornada de Análisis y Balance anual, sin que hubiera representación alguna del pueblo, llámese Poder Ciudadano, mucho menos delegados institucionales, y tampoco se permitió la cobertura de este rotativo.

Al término de la misma, la caravana se dirigía hacia la capital, cuando a eso de las 4 de la tarde fueron víctimas de lo que la Policía parece minimizar, sin aclarar si se trata de un atentado criminal o un acto delictivo común.

Extraoficialmente se conoce que dos encapuchados salieron al paso de la caravana en el trayecto de carretera ubicado entre Pájaro Negro y Tepenaguazapa, e hicieron señales para detener los vehículos, lo que no ocurrió por la rápida acción de los conductores que aceleraron los automotores.

Se refuerzan medidas de seguridad
De acuerdo con la información llegada a nuestro poder, hasta el momento del accionar de los encapuchados, no se manejaba movimiento alguno de elementos o de bandas delictivas, pero años atrás en esa zona operaron peligrosos grupos --cuyos remanentes se dispersaron-- que dejaron una estela de muertos, y lo último que se conoció fueron actos delictivos de los llamados “cara tapada”. Algunos de los detenidos en ese entonces lograron ya su libertad.

Según pobladores de la vía, a raíz del susto que pasaron los titulares del Minsa, en esa zona operan fuerzas conjuntas de la Policía y del Ejército, y los aparatos de inteligencia, que habrían detenido a varios sospechosos.

El comisionado Jardiel Arteaga, de la jefatura policial del departamento de Río San Juan, dijo escuetamente: “No tenemos nada preciso, cuando tengamos algo le informaremos”.

El comisionado Yáder Gutiérrez, también de la jefatura, refirió que en esa vía han mantenido patrullaje constante y cuentan con puestos en el sector de Sincoyal y Las Palomas, pero el viernes, cuando llegaron a San Carlos los altos funcionarios del Minsa, habían destinado un buen grupo de agentes del orden para brindar seguridad a la caravana de la niñez riosanjuaneña que viajó al parque de diversiones en Managua.

Desde su nombramiento, la ministra se ha negado a conocer los problemas de salud a través de los pobladores de esta zona, pues en sus cortas estadías las encerronas las realiza entre los allegados a la dirección del Silais, de quienes escucha y aplaude los “bonitos informe”. En esta ocasión, END no pudo tener acceso a una entrevista sobre los paros escalonados realizados por personal de salud en apoyo a la anestesióloga condenada a 12 años de prisión por la muerte de una paciente, en una clínica privada.

¿Una venganza?
Personas que conocen la trayectoria de la doctora Sonia Castro, refieren que en los años 80 se vio envuelta en sucesos que condujeron a varias muertes en el Hospital de Nueva Guinea entre la Contra y el Ejército.

Esas fuentes no descartan que pueda tratarse de un intento de venganza.